Presenta Erik Axl Sund trilogía “Los rostros de Victoria Bergman”

Por Adela Mac Swiney González. Corresponsal

Gijón, 9 Jul (Notimex).- Con más de cuatro millones de ejemplares vendidos, los suecos Jer- ker Eriksson y Håkan Axlander, quienes firman sus novelas como Erik Axl Sund, presentaron en Gijón su trilogía “Los rostros de Victoria Bergman”, la cual describen como un ejercicio de psicoterapia.

La trilogía, con los títulos “Persona”, “Trauma” y “Catarsis”, será adaptada como serie de televisión con Marty Adelstein, el responsable de Prison Break, como productor ejecutivo.

En el marco de la XXIX Semana Negra de Gijón, los dos suecos, última sensación de la novela negra nórdica, apuntó que “no queríamos que fuera la típica novela criminal, más bien era un ejercicio de psicoterapia”.

Respondiendo con frases cortas intercaladas señalaron que “en el género policíaco con tal de que haya un cadáver u policías queda mucho margen para contar lo que te apetezca, era lo que queríamos, aprovechar el género negro para contar más cosas”.

En ese sentido, en una rueda de prensa en el hotel sede del festival, el Don Manuel, los escritores señalaron que les interesa mucho el círculo vicioso del mal, que alguien sea perpetrador y otro víctima.

Nos interesa, dijeron, que mujeres que han sido abusadas, se vuelven perpetradores, nos interesa como funciona el círculo de la violencia, también que pasa con los adultos y su relación con los niños, como lo que hace un adulto influye en lo que se convierta el niño.

El duo que forman Erik Axl Sund había tenido intervenciones en el mundo de la música, ambos como músicos punk, y Jerker, además, como productor de bandas, pero deben su reconocimiento mundial a su trilogía “Los rostros de Virginia Bergman”.

La primera de las novelas de la trilogía, arranca con el hallazgo del cadáver de un adolescente mutilado en un parque.

La inspectora Jeanette Kihlberg formará equipo con la psicoterapeuta Sofia Zetterlund, obsesionada con dos pacientes de difícil tratamiento: un niño soldado de Sierra Leona y una mujer de mediana edad con un trauma infantil, Victoria Bergman.

Los dos escritores señalaron que el proyecto de escribir significó un cambio radical de vida y desde el principio lo de escribir a medias fue un experimento.

“Somos autodidactas, nunca fuimos a una escuela para escribir, así que era un experimento. Uno escribía 40 páginas, otro 40, y así entre los dos la novela; es una obra de ficción, pero muy personal el contenido”, puntualizó.

También resaltaron que tienen una influencia de Stieg Larsson. “El éxito de Larsson nos inspiró, fue el detonante para probar escribir, pero no hemos seguido su modelo a pie juntillas”, resaltaron.

Explicaron que hay cosas comunes en los escritores nórdicos como los temas sociales reales, “quizá porque somos socialdemócratas, aunque también hay tendencia a escribir en pareja”.

Agregaron que también influye el clima “pues la mitad del año estamos a oscuras, nos influye en carácter, nos vuelve depresivos, y nos hace tener pensamientos fuertes, importantes, son cosas comunes y no buscadas”.

También podría gustarte