PRESENTA COMITÉ DE EXPERTOS A PARTIDOS AVANCES

En el marco de la construcción de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica 2017-2023, este miércoles el Comité de Expertos, integrado por Fernanda Somuano, Lourdes Morales, Roberto Gutiérrez, Mauricio Merino y Francisco Valdés, presentó a los representantes de los partidos políticos y del Poder Legislativo ante el Instituto Nacional Electoral (INE), el segundo informe sobre el avance en la conceptualización de la propuesta de dicha estrategia, la cual se prevé será aprobada por el Consejo General en el mes de octubre.

El informe incluye el marco jurídico, antecedentes, marco conceptual, un diagnóstico sobre la situación actual del espacio público y la cultura cívica en México, y tres ejes estratégicos como base de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica: verdad, diálogo y exigencia.

Además, se establece como objetivo a largo plazo que “la ciudadanía se perciba y comporte como sujeto activo del proceso democrático mediante la apropiación del espacio público”.

Al realizar la presentación, Mauricio Merino refirió que para alcanzar este objetivo, el Comité ha asumido que en el diseño e implementación de la Estrategia los partidos políticos, los organismos públicos locales electorales y el propio INE, han sido y serán actores estratégicos fundamentales.

También mencionó que se trabajará en fijar metas y líneas de acción, que permitan articular y desplegar programas o iniciativas específicas a corto plazo, de cara a los comicios de 2018, y otro conjunto de líneas de acción a mediano plazo que tendrá como punto de llegada el año 2023, cuando se renovará la presidencia del Consejo General del INE.

Por su parte, Francisco Valdés destacó el papel que deberá jugar la ciudadanía en la construcción de la educación cívica en el país. El diálogo y participación “desde abajo”, de actores públicos, privados y sociales, así como de los tres órdenes de gobierno, será una aspiración central de la Estrategia.

“La separación que se percibe en la esfera pública respecto de lo que quiere la sociedad y que produce el desapego de la sociedad respecto de la política, es uno de los problemas que la Estrategia Nacional de Cultura Cívica quiere contribuir a combatir”, dijo.

Lourdes Morales señaló que uno de los retos que presenta la construcción de educación cívica es la falta de empoderamiento de la ciudadanía, ya que a pesar de que en el país existe un catálogo de oportunidades participativas muy amplio, sus resultados son limitados.

“Existen espacios de interlocución entre organizaciones, ciudadanos y el gobierno; sin embargo, estos espacios muchas veces se quedan en manipulación, en catarsis, se quedan en buenas intenciones y no llegamos realmente a la fase de control democrático y empoderamiento ciudadano. Para lograr el empoderamiento de la ciudadanía es necesario romper con estos diseños de interlocución verticales que llevan a la simulación y no contribuyen a la democratización”, mencionó.

Roberto Gutiérrez refirió que en la construcción de la Estrategia es indispensable dimensionar los riesgos de no atender colectivamente la falta de credibilidad, la falta de confianza y la separación del ciudadano respecto de la esfera de lo público, porque “lo que está en juego es la defensa de la democracia”.

“Lo que está en juego es la posibilidad de que ese sistema llamado democrático cuente con ciudadanos que sean soportes activos que le permitan transitar y procesar los más diversos problemas que se enfrentan en la cotidianeidad de las personas y de los grupos sociales”, destacó.

Esto, dijo, requiere de una tarea colectiva, no sólo de un comité de expertos o del Instituto Nacional Electoral, sino que se trata de una labor que involucra a diversos actores desde su ámbito de acción social: partidos, medios de comunicación, autoridades electorales, gobierno y sociedad.

Finalmente, Fernanda Somuano afirmó que para incentivar la participación es necesario informar a la ciudadanía sobre los mecanismos de participación que están a su alcance.

“Hay un grupo importante de personas que no participan porque no le interesa, con quienes no se puede hacer mucho, pero hay otro grupo muy importante que no participa porque no sabe cómo y no conoce los mecanismos ni los instrumentos de participación, ahí es donde sí podemos hacer cosas”, agregó.

Por ello, llamó a los partidos a colaborar con el Comité de Expertos y el Instituto a diseñar las líneas de acción de la Estrategia y proponer mecanismos de evaluación.

Los partidos políticos podrán entregar sus observaciones a los avances de la estrategia a más tardar el 14 de septiembre para que, el 23 del mismo mes, pueda ser valorada por la Comisión de Capacitación Electoral y Educación Cívica, y posteriormente, por el Consejo General.

Esta reunión del Comité de Expertos para la Construcción de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica 2017-2023, fue presidida por el titular de la Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica, Roberto Heycher Cardiel Soto.

También podría gustarte