Positivo que Estado colombiano reconozca exterminio de militantes: ONU

Bogotá, 16 Sep (Notimex).- La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos juzgó hoy positivo el reconocimiento de responsabilidad del Estado frente al exterminio de la Unión Patriótica, UP, realizado por parte del Gobierno de Colombia.

“Este reconocimiento de responsabilidad del Estado, a través del Presidente (Juan Manuel) Santos, es el primer paso para dejar el odio y comenzar la construcción conjunta de un nuevo país”, señaló Todd Howland, representante en Colombia de ese organismo.

Santos se disculpó por el papel que jugó el Estado colombiano en el asesinato de miles de militantes de la Unión Patriótica (UP), un partido creado por miembros de grupos guerrilleros tras un proceso de paz en 1985 acordado con el entonces presiente Belisario Betancur.

“Debemos reconocer que el Estado no tomó medidas suficientes para impedir y prevenir los asesinatos, los atentados y las demás violaciones, a pesar de la evidencia de que esa persecución estaba en marcha”, declaró Santos ayer durante un acto en la Presidencia.

Howland instó a los colombianos a asumir los reconocimientos de responsabilidad, tanto del Estado como de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), como pasos fundamentales en el camino del país hacia la profundización de la democracia.

Enfatizó que estas acciones allanan el camino hacia “un mayor respeto a la diferencia, hacia la verdad de la crueldad de lo sucedido y hacia la no repetición de violaciones, todo esto como garantía para el logro de la paz”.

La ONU “valora positivamente también los reconocimientos de responsabilidad realizados por parte de las FARC, por las violaciones perpetradas en años de guerra”, destacó Howland.

Reconocer las “violaciones cometidas durante el conflicto armado colombiano es difícil pero necesario. Será un proceso que aunque doloroso, nos indica que el país está cambiando positivamente al pasar de la negación de violaciones al reconocimiento de las mismas”, dijo.

A nombre de la ONU, invitó al gobierno de Colombia y a las FARC a “continuar reconociendo las violaciones perpetradas en el pasado, como parte tanto del cumplimiento de los acuerdos de La Habana, como de las obligaciones de las dos partes frente a los derechos de las víctimas”.

La UP surgió tras un acuerdo entre el gobierno de Betancur y grupos guerrilleros, incluidas las FARC, para permitir la incorporación paulatina de estas organizaciones a la vida política del país.

El partido presentó candidaturas a las elecciones del año 1986 y ganó el registro de cinco senadores, 14 diputados y 23 alcaldes, mientras que su aspirante a la presidencia, Jaime Pardo Leal, quedó en tercer lugar con 4.6 por ciento de los votos.

Sin embargo, durante ese proceso miles de sus miembros fueron víctimas de hostigamiento y asesinato, incluido del propio Pardo Leal, quien murió a manos de un sicario en 1987.

Se estima que entre tres mil y seis mil 500 de sus militantes fueron asesinados a manos de grupos paramilitares de derecha y de traficantes de droga con la complicidad del Estado.

También podría gustarte