Polonia, celebra sus segunda Jornada Mundial de la Juventud

México, 26 Jul (Notimex).- A tan solo unos días de iniciar la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Cracovia, Polonia, el país ha reforzado su seguridad en fronteras y en terminales aéreas para garantizar que los dos millones de jóvenes vivan un encuentro de fe lleno de paz.

Así lo aseguró la embajadora de Polonia en México, Beata Wojna, quien en entrevista con Notimex refirió que ante los acontecimientos que se han suscitado en diversos países de la Unión Europea y Medio Oriente, como el caso de Francia y Turquía, ampliar la seguridad es una prioridad.

Y es que apenas hace unas semanas se llevó a cabo la Cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Varsovia, lo que permitió que desde semanas antes la seguridad y vigilancia de los accesos al país estuvieran cuidadosamente vigiladas ante la presencia de mandatarios, jefes de estado, cancilleres y jefes militares.

“Personalmente, me siento bastante tranquila porque estamos bien preparados como lo demostró la cumbre de la alianza atlántica para un evento importante y con gran participación de los jóvenes”, expresó la diplomática.

Al evento católico, dijo, se prevé acudan cerca de dos millones de jóvenes provenientes de 185 países, entre ellos, entre cinco y siete mil mexicanos, quienes podrán además de vivir el evento de fe, también conocerán un nuevo circuito de turismo, fuera de los tradicionales de Europa.

“Es una gran oportunidad, no solamente para los jóvenes, de reforzar su fe y vivir el catolicismo de forma renovada; pero también de conocer un país, lo que también mueve a los jóvenes, conocer un país nuevo para muchos de ellos”, abundó la embajadora.

Dijo además que la embajada de México en Polonia, está lista para brindar asistencia a los mexicanos que así lo requieran, durante su estancia en el país, y recordó que el punto de contacto básico, es el consulado en Varsovia, además invitó a los viajeros a mantener un seguro de viaje para evitar situaciones imprevistas de término médico.

La edición número 31 de la Jornada Mundial de la Juventud, será la segunda que acogerá Polonia tras la realizada en 1991 en Czestochowa, encabezada por el Papa San Juan Pablo II, un país en el cual 90 por ciento de su población es católica, y el 10 por ciento restante se divide entre ortodoxos, judíos e islamitas.

El evento que se realiza de manera bianual y trianual, fue el legado que el ahora Santo, Juan Pablo II, iniciará como una invitación a miles de jóvenes a reunirse en Roma para el Domingo de Ramos en 1984, para el 20 de diciembre de 1986, dicho pontífice anunciaba la primera Jornada Mundial de la Juventud, por lo que está celebración da cuenta de los primeros 30 años del evento.

La embajadora Wojna precisó que el acontecimiento logísticamente implica la cooperación tanto de las autoridades eclesiásticas de Polonia y del Vaticano, así como de las autoridades laicas de los diferentes ministerios y de la misma ciudad de Cracovia.

En ese sentido, el Ministerio de Asuntos Interiores del país, indicó que para garantizar la máxima seguridad de este encuentro se dispondrá de 20 mil policías, dos mil 400 bomberos, mil 500 guardianes de frontera y 800 integrantes de la Oficina de Protección del Gobierno.

Además habrá alrededor de 400 soldados polacos y 350 extranjeros que participarán como peregrinos en los eventos.

La ceremonia de apertura o Santa Misa, se realizará el martes 26 de julio en el Parque Blonia, con lo cual se dará inicio de manera oficial a la JMJ, cuya parte principal será la misa presidida por el obispo del lugar, el arzobispo de Cracovia, cardenal Stanislaw Dziwisz que, durante muchos años, fue secretario personal de san Juan Pablo II.

Luego de la llegada del Papa Francisco el Miércoles 27 de julio, el pontífice se trasladará al Castillo Real de Wawel, donde tendrá un encuentro con autoridades y cuerpo diplomático del país, como parte de su visita oficial en su calidad de mandatario del estado Vaticano.

Entre los sitios que visitará el líder de la iglesia católica, se encuentran la Catedral de Cracovia; el Convento de las Hermanas de la Presentación en Czestochowa; el Monasterio de Jasna Gora; el Parque Jordán, donde se llevará a cabo la ceremonia de acogida de la JMJ; Auschwitz y Birkenau, en los cuales visitara los dos campos de concentración; el Hospital Pediatrico Universitario, El santuario de la Divina Misericordia.

Además del Santuario de San Juan Pablo II, el Arzobispado de Cracovia, el Campus Misericordiae (cierre de la jornada) y el Taurom Arena para un encuentro con voluntarios de la celebración católica.

La embajadora recomienda a los jóvenes que asistirán a la celebración, aprovechar para conocer la ciudad y visitar al menos cinco lugares que son claves en el contexto histórico y cultural del país.

Así, dijo, se debe pasear por la Plaza Mayor, que tiene sus orígenes en la edad media, con una hermosa catedral dedicada a la Virgen María; el Castillo de Wawel, mismo que guarda los objetos más representativos de la Polonia de los reyes.

Además del barrio judío que ofrece un aspecto cultural importante y con gastronomía esplendida; la universidad, lugar que fuera el alma mater de San Juan Pablo II, y una de las instituciones educativas más antiguas de Europa, ya que data desde 1364.

Finalmente, destacó que los museos en Cracovia son para admirarse, en especial el Museo Czartoryski, el cual alberga joyas de la pintura renacentista, entre ellas, uno del retratos famosos de Leonardo Da Vinci, la Dama del Armiño.

Explicó que Polonia es para todos los bolsillos, y que se puede encontrar hospedaje, alimentos y tiendas con precios muy accesibles, lo que permite conocer más sobre la ciudad y los lugares que cotidianamente visitan los polacos.

También podría gustarte