Políticos alemanes denuncian a presidente turco por crímenes de guerra

Berlín, 27 Jun (Notimex).- Personalidades alemanas, entre ellas políticos y activistas, presentaron hoy una denuncia contra el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, a quien acusan de haber cometido crímenes de guerra y contra la humanidad en áreas kurdas situadas al sudeste del país asiático.

El escrito judicial, que también va dirigido contra otros políticos y oficiales militares turcos, fue entregado este lunes en la Fiscalía Federal germana, en Karlsruhe, según informaron Britta Eder y Petra Dervishaj, las abogadas que se ocupan del caso.

Las letradas aseguraron, en declaraciones a la televisión pública alemana, que sus clientes actuaron de acuerdo al Código Civil germano y motivados por “una obligación ética de poner fin en Alemania a los crímenes de guerra sistemáticos que tienen lugar en Turquía”.

Para ello, echaron mano del principio de jurisdicción universal que contempla la legislación alemana. “El propósito de este principio es evitar la impunidad de los crímenes de guerra y contra la humanidad independientemente de donde estos se produzcan”, precisaron las abogadas.

La denuncia se presenta en nombre de la Cámara Baja del Parlamento alemán, el Bundestag, de los diputados regionales, de defensores de derechos humanos, médicos, científicos así como de familiares de las víctimas.

Entre las personalidades que apoyan el proceso judicial contra los políticos y militares turcos se encuentran los diputados del Bundestag, Ulla Jelpke y Andrej Hunko, y otros políticos del partido La Izquierda (la formación heredera del partido comunista del este de Alemania).

También se sumaron numerosos científicos alemanes y el artista Konstantin Wecker, así como organizaciones que ayudan a los refugiados y que luchan en pro de los derechos humanos.

Junto a Erdogan, también están acusados de cometer crímenes de guerra numerosos oficiales militares turcos, así como el ex primer ministro del país Ahmet Davutoglu, el ex ministro del Interior, Efkan Ala, otros políticos locales y diferentes cargos del Ejército y la policía.

La denuncia, de casi 200 páginas, señala que los delitos se cometieron presuntamente en las provincias kurdas del sudeste de Turquía, principalmente en la ciudad de Cizre.

Allí, durante una situación de estado de emergencia, 21 civiles habrían sido asesinados por las fuerzas de seguridad, según documentan numerosos testimonios.

Otro punto destacado de la denuncia hace referencia a la muerte de al menos 178 personas, la mayoría también civiles, que habrían buscado protección en sótanos en la ciudad de Cizre frente a los ataques de militares turcos perpetrados con artillería, tanques y otras armas pesadas.

A pesar de las llamadas telefónicas de emergencia realizadas, a ningún médico o periodista se le permitió acceder a la zona y se cortó toda forma de comunicación con estas personas. “Después, la mayoría de las 178 personas fueron recuperadas del sótano pero ya como cuerpos quemados”, según la denuncia.

También podría gustarte