Policías heridos en Nochixtlán dan testimonio ante legisladores

México, 18 Ago (Notimex).- A dos meses de los hechos ocurridos en Nochixtlán, Oaxaca, nueve integrantes de la Policía Federal que resultaron lesionados asistieron al Senado de la República para dar su versión de los hechos.

En el marco de la reunión de trabajo de la Comisión Especial de Seguimiento a los hechos ocurridos en Nochixtlán, varios policías, entre ellos una mujer, contaron su versión, bajo seudónimo y dando la espalda a las cámaras, a fin de resguardar su integridad.

En el encuentro, José, nombre que usó uno de los policías, ingeniero en Control y Automatización, lleva siete años de servicio en la Policía Federal, explicó que el 19 de junio pasado estaba comisionado, ya tenía un año en el estado de Oaxaca, llevando a cabo funciones diversas.

Y ese día 19 de junio, el motivo por el cual fui comisionado a prestar el servicio al municipio de Nochixtlán fue en auxilio a personal de la División de Fuerzas Federales, Policía Estatal, Policía Ministerial del estado de Oaxaca y personal civil para liberar las vías generales de comunicación de la carretera México-Oaxaca.

Al estar emprendiendo la retirada fue despojado de su escudo, su equipo antimotín, “seguí recibiendo golpes, luego me encuentro bañado de gasolina, pero deciden trasladarnos a una parroquia, una iglesia, ahí en la localidad de Nochixtlán, a donde fui privado de la libertad durante dos días y medio prácticamente, estuve ahí retenido”.

Los dictámenes médicos indican traumatismo craneoencefálico, edema en los dos ojos, fractura de tabique nasal, fractura de índice derecho, rotura de ligamento de la rodilla izquierda, grado dos; esguince en el tobillo derecho e izquierdo grado dos y bueno, todas las lesiones que tenía.

El director general de Asuntos Jurídicos de la Policía Federal, David Baeza Tello, explicó que los nueve elementos de la División de Fuerzas Federales y a la División de Gendarmería; forman parte del grupo de 96 lesionados que tuvo la Policía Federal.

Todos ellos, precisó, ya declararon ante la Procuraduría General de la República. Algunos de ellos tuvieron recientemente cirugías, fueron atendidos en un primer momento en el estado de Oaxaca, y después fueron trasladados.

Juan, encomendado durante 15 días en el IEPO. “Como a las ocho de la mañana nos encomendaron que teníamos que salir a recuperar unos espacios en la carretera federal Oaxaca-México, a la altura de la caseta de la carretera a Huitzo”, dijo.

Continuó que más o menos a la altura de Hacienda Blanca, donde fui sorprendido por varias personas encapuchadas, con palos y machetes, “fui golpeado en la cabeza con un palo y amputada mi mano con un machetazo”.

Luego, abundó, “fui privado de mi libertad también durante aproximadamente cuatro horas, donde esta gente me gritaba cosas, que me iban a matar, que me iban a quemar”.

Agregó que “dos personas me sacaron vistiéndome de civil, dándome seguridad, llevándome uno a su casa”.

Luisa, policía federal, explicó: “nos superaron en número, cuando me jalan, veo cómo cae el compañero de mi otro lado y con todo le daban y a mí también, en ese momento con palos, patadas. Fueron y me echaron gasolina. Se acercó uno de ellos y me dio machetazos en la pierna”.

Ya los demás compañeros de Derechos Humanos nos apoyaron, empezaron a arreglar la situación con los líderes de la Sección 22: sin la autorización de ellos no salíamos”.

José, otro de los policías, reconoció a pregunta expresa del senador Fidel Demédicis Hidalgo, que un pequeño grupo de los elementos portaban armas y, en su caso, sí la accionó.

Después de que empezó a “haber heridos por armas de fuego, sí hubo una instrucción de que una pequeña parte del personal que acudiría llevara su equipo táctico. ¿Yo llevaba arma? Sí. Yo llevaba mi pistola, nueve milímetros. ¿La accioné? Sí, la tuve que accionar”, dijo.

La presidenta de dicha comisión, Mariana Gómez del Campo, dejó en claro que esa instancia legislativa no es Ministerio Público. El senador Demédecis afirmó que una comisión acartonada no sirve.

Uno de los policías recordó: “avanzamos para poder salir de esa multitud, pero no pudimos salir, nos topamos con personas armadas, con cuetes, machetes, piedras. Lo que hicimos es avanzar hacia adelante, no retroceder; y así fue como muchas personas nos quedamos en el camino y muchos salieron”.

Eso es lo que pasó, dijo, “y aquí están las consecuencias, entonces si a aquella persona no la puedo yo golpear, entonces para mí, ¿aquella persona sí me puede dañar? O no sé, ¿entonces yo puedo morirme, o no sé qué piensen ustedes, porque también soy ser humano”, cuestionó uno de los policías al senador.

En tanto, el diputado Francisco Escobedo expresó su reconocimiento a la labor de los policías mexicanos. Especialmente de los policías de las diferentes áreas que participaron en este desalojo.

De acuerdo con Eduardo, otro de los policías heridos, “nosotros no íbamos con el fin de agredir y golpear a los pobladores; nosotros íbamos con el fin de dialogar para que se liberara esa vía”.

“Yo calculo que era todo el pueblo, unos seis mil, siete mil, o arriba. Y no venían con el fin de dialogar con nosotros. Venían a querernos hacer daño. Nuevamente, se les salió de control a los líderes, y los líderes no estaban al frente, siempre atrás”, recordó.

En este sentido, Gómez del Campo confirmó que la comisión seguirá evaluando la actuación de los mandos policiales, pero también de las comisiones de derechos humanos; de la comisión estatal y de la comisión nacional.

La comisión prevé visitar Nochixtlán en los próximos días, “queremos escuchar a la gente del pueblo”. El 31 de agosto presentando nuestro informe como comisión.

También podría gustarte