Policía impide nueva marcha opositora por referéndum contra Maduro

Caracas, 7 Jun (Notimex).- Por tercera vez en un mes, la policía venezolana impidió hoy una marcha de la oposición para exigir al Consejo Nacional Electoral (CNE) una fecha para la validación de las firmas con las que se solicitó un referéndum contra el presidente Nicolás Maduro.

Una impresionante fuerza militar y policial con equipos antimotines fue desplegada en todos los acceso al municipio Libertador, en el centro de Caracas, donde está la sede del CNE.

La manifestación avanzó unos pocos metros desde el punto de concentración, en la urbanización Bello Monte, en el este de la ciudad, hasta que se encontró con el cordón de la policía, frente a la Universidad Bolivariana de Venezuela.

En ese punto, la policía contuvo a los manifestantes y los dispersó disparando gases lacrimógenos desde las puertas portátiles fortificadas que fueron desplegadas.

La marcha, encabezada por el líder opositor Henrique Capriles, así como varios diputados, que antepusieron una enorme bandera venezolana, se desvió hacia una autopista, buscando un camino distinto al CNE, lo que provocó la movilización de las brigadas a otros puntos, con otra andanada de gases lacrimógenos.

La protesta se efectuó horas antes de una reunión anunciada entre el directorio del CNE y la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) en la que se definiría un cronograma para los siguientes pasos del referéndum.

En la manifestación, Capriles conversó con los jefes del operativo policial, pero no logró que abrieran el paso, alegando que la sede del CNE, en el centro de Caracas, fue declarada zona de “seguridad” por un fallo judicial, por lo que se prohibieron las protestas en sus alrededores.

La oposición denunció que los obstáculos para marchar hacia el CNE se hicieron palpables este martes, luego que al menos cinco estaciones del Metro de Caracas fueran cerradas y se militarizaran varias zonas de la ciudad.

Capriles criticó el despliegue de seguridad que comparó con un escenario de “guerra” y dijo que es muestra del “miedo” de Maduro a someterse a la consulta popular.

“Los derechos constitucionales no se negocian. No hay que dialogar sobre lo contemplado en nuestra Carta Magna y mientras el CNE no dé respuestas para la validación de las firmas, seguiremos yendo las veces que sean hasta que respeten los derechos de todos los venezolanos. Más de 80 por ciento quiere cambio y ese cambio pasa por el referéndum revocatorio”, señaló Capriles.

Agregó que el CNE lleva 38 días revisando el uno por ciento de las firmas, un trámite que debió durar cinco días, según el reglamento.

La oposición ya había intentado marchar en dos ocasiones para exigir una fecha para la validación de las firmas entregadas el 2 de mayo pasado. La validación debió realizarse cinco días después de su entrega, según los reglamentos electorales.

La oposición entregó un millón 850 mil firmas, casi 10 veces el requisito de uno por ciento del padrón electoral, o 195 mil 721, luego de la recolección que hizo a fines de abril.

Los venezolanos ya activaron una consulta de este tipo en 2004, la cual fue ganada por el entonces presidente Hugo Chávez. Maduro llegó a la presidencia tras la muerte de Chávez, con una ajustada victoria en abril de 2013 sobre Capriles.

En la frustrada marcha de hoy, el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Enrique Márquez, señaló que la petición era clara: “Ya está el tiempo vencido para fijar la fecha de la validación del uno por ciento de firmas entregadas”.

“Ayer el CNE empezó a evaluar el informe de verificación que da una muestra de un millón 300 mil firmas aceptadas. No hay excusas para que no se fije la fecha de la validación, que no puede ser más allá de la semana que viene. Entonces en julio podríamos ir a recolectar el 20 por ciento de firmas para ir al revocatorio”, indicó.

El coordinador de asuntos electorales de la MUD, Vicente Bello, señaló que se espera que en las próximas horas el CNE especifique los puntos para la validación de las firmas a favor del referéndum.

“Si validamos en junio y recogemos el 20 por ciento de las firmas en julio, el revocatorio podría hacerse a principios de octubre (próximo)”, aseveró.

También podría gustarte