Pocitos ocultan a migrantes de policia y narco en Tijuana