Poblaciones de pepino de mar disminuyen en Baja California

México, 27 Jul (Notimex).- Las poblaciones de pepino de mar en Baja California disminuyeron de forma alarmante, aseguran investigadores del Departamento de Ecología Marina del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE).

A dos años de comenzar un proyecto de investigación que evalúa las poblaciones de esta especie en la entidad, los especialistas determinaron que los resultados previos son de un séptimo de la densidad que existía hace cuatro o cinco años.

El investigador del CICESE, Luis Eduardo Calderón Aguilera, mencionó que estudiarán a la población de pepino de mar para determinar si se puede abrir o no a la pesca y definir la viabilidad del maricultivo de esta especie en la costa oriental de Baja California.

El estudio contempla tres aspectos: la ecología, que vislumbra conocer las características del hábitat, hacer mediciones de talla, peso y densidad; la genética, para conocer si se trata de una sola población o existen subpoblaciones en la costa de Baja California.

Y la reproducción, que consiste en conocer las fases y el periodo de duración del ciclo gonadal (ovogénesis, espermatogénesis, madurez, desove y eyaculación), especificó Calderón Aguilera en una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

De acuerdo con el monitoreo de pepino de mar en la zona, en 1990 la densidad promedio era de casi 0.4 individuos por metro cuadrado (m2); en 2005 se registraron 0.27 ind/m2, y en 2013 el registro fue de 0.15 ind/m2.

El especialista expuso que los muestreos son nocturnos porque en el día se generan resultados sesgados, pues el pepino de mar se encueva y se subestima la abundancia.

También determinó que el exceso de pesca podría ser la causa en la merma de la población de la especie, ya que el pepino de mar es un producto de exportación y tiene un alto precio en el mercado asiático, pues el kilo de pepino de mar seco puede cotizarse hasta en 100 dólares, lo que incita a su extracción legal e ilegal.

El doctor mencionó que ante la disminución de la población por una pesca excesiva, los especialistas consideran al maricultivo como una opción sustentable para aprovechar la especie.

Indicó que Baja California tiene condiciones apropiadas para la maricultura, la cual tiene como ventajas de extraer al pepino de mar de acuerdo a las condiciones de mercado.

“Se pretende que en el siguiente año ya empiece el maricultivo básicamente en la siembra de juveniles en los lugares que a su vez hemos determinado con base en características oceanográficas, análisis de datos por sensores remotos y datos tomados in situ para determinar los sitios más apropiados para el cultivo”, apuntó.

Calderón Aguilera resaltó que contar con la participación de los pescadores activos, que son las personas que viven de este recurso marino, es fundamental para que la investigación no se quede sólo en el papel y beneficie a la comunidad.

“El acuerdo más importante del taller fue que se decidió hacer una UMA (unidad de manejo) para solicitar ya las cuestiones de maricultivo. Eso es un logro bastante grande”, subrayó.

A través de las UMA se busca hacer un uso racional, planificado y ordenado de los recursos naturales y revertir los procesos de deterioro ambiental.

Si la zona se registra para operar conforme a un plan de manejo aprobado se deberá dar un seguimiento continuo del hábitat y de las poblaciones que ahí se distribuyen.

Además, Calderón Aguilera dijo que se podrán gestionar recursos económicos para la implementación de actividades como el maricultivo.

NTX/VDR/JLR/CLIMA/NALES/ECO

También podría gustarte