Plantean cambiar percepción para mejorar uso de recursos en el país

Por Erick Galicia Lozano. Enviado

Guadalajara, 13 Oct (Notimex).- México no es un país agrícola sino forestal, por lo que urge cambiar la forma en que se ven esos recursos para asegurar un verdadero aprovechamiento sustentable que garantice la riqueza económica y la protección a la biodiversidad.

El coordinador de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), José Sarukhán Kermez, indicó que el área forestal es la más noble, real y natural del país, pero los mexicanos “no nos hemos dado cuenta y ese no es el sentimiento del país”.

Durante la conferencia “Uso del capital natural para la conservación de la biodiversidad”, que impartió en la Expo Forestal 2016, destacó la necesidad de profundizar en el verdadero conocimiento del aprovechamiento sustentable de los recursos forestales.

Subrayó que ello implica un pleno conocimiento de tales riquezas para dejar de lado la visión de que sólo de trata de “árboles”.

Sarukhán Kermez dijo que es indispensable convertir en tangibles los beneficios que se pueden obtener de los bosques y garantizar una formación biológica integral tanto para los agrónomos como para los forestales.

También hay que apoyar las artesanías que salen de los recursos naturales, darles lugares, valoración, apoyo y entrenamiento a la población para que lo puedan hacer.

En pocas palabras, señaló, hay que convertirlos en empresarios de esos recursos y cambiarles la mente completamente, lo que no implica nada más la visión de tener más dinero sino de garantizar el entorno de su vida.

“Necesitamos investigación que genere inteligencia a escala nacional, pero también llevada a las escalas locales y que sea relevante para la gente que trabaja en cada región del país”, aseveró.

José Sarukhán hizo énfasis en esa necesidad pues “no hay cosa tal como una medida nacional para conservar la biodiversidad. No en un país tan diverso y tan grande como México”.

Como ejemplo de lo conflictivo y absurdo que puede resultar establecer una medida universal para proteger la biodiversidad comentó el estudio Millenium Ecosystem Assessment, que fue planteado para todo el planeta pero, a su juicio, “muchas cosas no aplican para México”.

Al respecto aseguró que ya se trabaja con 22 entidades federativas involucradas en el proceso para que ellas mismas determinen qué se hace y no detengan sus medidas.

“Realmente tenemos que entender las muy diferentes condiciones ecológicas porque estamos trabajando con sistemas ecológicos y con organismos biológicos. No son troncos de madera que crecen solitos y por algún acto de magia son seres vivos que hay que conocer”, explicó.

Remarcó que esa es una parte muy importante en la formación de los nuevos agrónomos forestales que deben asegurarse de aprender, a fin de que se den cuenta de que trabajan con organismos biológicos y sistemas ecológicos.

NTX/EGL/IAM/CLIMA/NALES/ECO

También podría gustarte