Pintor Emilio Pettoruti fue referente de la vanguardia argentina

México, 30 Sep (Notimex).- El pintor Emilio Pettoruti, nacido el 1 de octubre de 1892 en la ciudad de La Plata, se distinguió como uno de los primeros vanguardistas argentinos, ya que su obra combina luz y color con una personalidad estructurada en la óptica del cubismo.

La primera obra del pintor, un canasto de flores, fue hecha a los 11 años a petición de su abuelo, posteriormente se inscribiría en la Academia de Bellas Artes de su ciudad natal, de acuerdo con datos de la Fundación Pettoruti.

Tras realizar muestras en La Plata llegó a Venecia, lugar donde se familiariza con la vanguardia artística italiana y conoció a Filippo Tommaso Marinetti (1876-1944), quien cuatro años antes había creado el “Manifiesto del Futurismo”.

Las piezas que realizó durante su estancia en Roma fueron expuestas de forma colectiva e individual en diversas ciudades del país hasta su viaje a la Galería Der Sturm de Berlín.

Más tarde visitó París y entabló una relación de amistad con el pintor español Juan Gris (1887-1927) y Pablo Picasso (1881-1973), cuyo trabajo cubista logró influenciarlo, de acuerdo con el portal www.epdlp.com.

Después de su estadía en Europa decidió regresar a Buenos Aires con una exhibición de 13 cuadros llevada a cabo en el Salón Witcomb en octubre de 1924. Sus obras de corte vanguardista provocaron un escándalo para la sociedad de la época, según datos de www.pettoruti.com.

En su exposición se le acusó de intentar destruir el arte nacional con obras como “El guitarrista”, “El flautista ciego” y “La institutriz”.

De acuerdo con www.epdlp.com, dicha exhibición, que albergaba en sus trazos elementos cubistas y futuristas vinculados con el color de los italianos renacentistas, Pettoruti logró una de las primeras aproximaciones a la abstracción dejando a un lado la figuración en Argentina como en “Vino rojo de Capri” (1936) y “Vaso lleno” (1939).

En 1944 hizo un recorrido por museos y universidades estadounidenses. Varias de sus pinturas fueron expuestas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y el Museo de Arte de San Francisco. En 1952 regresó a Europa para exponer en diversos lugares como artista consolidado junto con otros pintores.

Entre sus obras sobresale “Marú” que representa la figura de un arlequín, personaje incorporado a la temática del autor desde 1927, de acuerdo con el portal www.artedelaargentina.com.

De igual forma, paisajes, retratos y naturaleza muerta son los principales temas representados en su pintura dentro de un juego con la perspectiva que concilia el espacio interior con el exterior, sombras y luces dispersas en la realidad visual.

“Clásico por vocación y por oficio, este maestro argentino habla de la aventura humana que se traduce en una historia que no cesa, aquí, en nuestra América”, refirió Rafael Squirru (1925-2016) en su texto “Emilio Pettoruti, la épica de lo clásico”.

A lo largo de los años continuó con notables exposiciones, y para 1966 publicó sus memorias bajo el título “Un pintor ante el espejo”. Pettoruti murió el 16 de octubre de 1971, en París a los 79 años por una afección hepatorrenal, refirió el portal www.pettoruti.com.

También podría gustarte