La piel de los abuelos requiere cuidados especiales

México, 28 Ago (Notimex).- Las personas de la tercera edad deben poner atención especial a los cuidados de su piel para evitar daños graves que afecten su calidad de vida, recomendaron expertos de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD).

Con motivo del Día del Abuelo, que se celebra este 28 de agosto, la vicepresidenta de la FMD, Gladys León Dorantes, explicó que ese sector de la población experimenta cambios degenerativos y su piel tiene menor cantidad de agua en todas sus capas.

“Además hay alteraciones, como la pérdida de fibras colágenas y las fibras elásticas, lo cual se traduce en que la piel tenga un aspecto más arrugado y seco”, afirmó en un comunicado.

Entre las enfermedades de la piel más comunes de la tercera edad destaca la xerosis, que se manifiesta como sequedad y descamación fácil, aunada a otros síntomas como comezón o prurito en las áreas resecas, principalmente en las piernas y la espalda.

León Dorantes explicó que esos síntomas se pueden corregir con el uso de sustitutos de jabón, cremas humectantes o emolientes, así como al evitar el uso de zacate o esponjas ásperas.

Refirió que existen otras infecciones como los hongos en las uñas, que a pesar de que hay tratamientos efectivos, progresan por muchos años y después causan dolor y dificultad para cortarlas y caminar.

Entre los padecimientos que también son muy frecuentes destacan las infecciones por cándida en la boca por el uso de prótesis dentales, así como el herpes zoster, que llega a ocasionar muchas molestias y si ocurre una secuela de tipo neurítica habrá dolor persistente crónico.

Otro problema que presentan, son las úlceras crónicas en piernas causadas por insuficiencia venosa o por diabetes; “éstas deben de ser atendidas oportunamente por el especialista para evitar complicaciones tan graves como gangrenas y amputaciones”.

A su vez, la especialista en Dermatología, Janina Llergo Valdez, dio a conocer que los tipos de cáncer que afectan con mayor frecuencia a personas mayores de 60 años son carcinoma basocelular, con un 75 por ciento de los casos, carcinoma epidermoide y melanoma.

“Existen otras dermatosis benignas, como resultado del daño al ADN de las células por la exposición a la radiación ultravioleta (UV), como cambios en la pigmentación, lentigos solares, queratosis seborreicas o verrugas, y algunas tumoraciones benignas como fibromas blandos”, abundó.

Para identificar una neoplasia se consideran aspectos como cambios en la simetría, bordes, color o diámetro de los lunares, la aparición de una lesión que sangra, forma costras y no cicatriza; “también es un factor de alarma, una lesión que similar a un lunar y que aparece repentinamente”.

Llergo Valdez advirtió que cuando no se trata a tiempo, el melanoma puede causar metástasis y los sitios a donde se disemina principalmente son los pulmones, hígado, cerebro, hueso e intestinos; el carcinoma epidermoide también tiene riesgo de extenderse a otras partes del cuerpo, aunque en menor medida.

También podría gustarte