Piden renuncia de subsecretario de Sistema Penitenciario capitalino

México, 1 Jun (Notimex).- La fracción de Movimiento Ciudadano en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) exigió la renuncia de Hazael Ruiz Ortega como subsecretario del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México.

Además, el coordinador de la fracción, Armando López Campa, pidió la comparecencia del presidente del Tribunal Superior de Justicia capitalino, Édgar Elías Azar, por la fuga de dos reos del Reclusorio Oriente.

El legislador criticó que el responsable de los centros penitenciarios en la capital intente deslindarse de lo ocurrido al asegurar que la fuga es responsabilidad directa de los custodios que estaban a cargo de vigilar a los internos y que la seguridad de los juzgados corresponde al tribunal.

“Le echa la bolita a todo mundo, o sea que Hazael Ruiz no es responsable de nada. Se trata de una salida fácil, cómoda e irresponsable del funcionario quien, por el contrario, debiera asumir toda la responsabilidad de lo que ocurre en los centros de reclusión de la Ciudad de México”, expresó.

López Campa declaró que lo anterior demuestra que el cargo le queda grande a Ruiz Ortega y debe presentar de inmediato su renuncia.

El diputado local aseguró que también solicitará la comparecencia de Elías Azar, a efecto de que explique la posible participación de personal del Tribunal Superior de Justicia capitalino en estos hechos.

“De otra forma no se explican las facilidades que tuvieron los delincuentes para escapar, estamos ante un hecho sumamente grave por el que deben rendir cuentas tanto Hazael Ruiz como Édgar Elías Azar”, abundó.

En el caso del tribunal, consideró alarmantes las sospechas que pesan sobre el personal del área de juzgados, lo cual confirma la fragilidad de un sistema que ha sido penetrado por la delincuencia.

Recordó que el Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad ya había advertido la existencia en algunas cárceles del país, entre ellas las de la Ciudad de México, de una alta colusión entre reos y custodios para la venta de cualquier tipo de producto, como chips para teléfonos móviles, con los que se puede extorsionar.

Además, participan en fugas de criminales de alto nivel, que reflejan las debilidades del sistema penitenciario. Esto sin contar con la ocurrencia de hechos violentos y sobrepoblación.

López Campa sostuvo que 65 por ciento de las cárceles del país padecen un autogobierno que está en manos del crimen organizado, al grado que hay privilegios, fiestas y violencia.

Añadió que aunque las cifras son variables, se calcula que en México hay más de 260 mil personas recluidas en 370 cárceles estatales o municipales y 22 federales.

El país ocupa el sexto lugar a escala mundial en cuanto a población penitenciaria, sólo por debajo de Estados Unidos, China, Rusia, India y Brasil, naciones con más habitantes.

También podría gustarte