Piden mayor papel de la mujer en la Iglesia católica

Por Olga Borobio. Corresponsal

Berlín, 29 May (Notimex).- El presidente del Comité Central de los Católicos Alemanes (ZDK), Thomas Stenberg, reclamó hoy reformas en el seno de la Iglesia que permitan a las mujeres un papel más activo en la comunidad.

Stenberg hizo este pronunciamiento en el último de cinco días de intensos debates y celebraciones religiosas en la ciudad alemana de Leipzig, sede de la conmemoración de la edición número 100 del Día de los Católicos.

“Queremos el diaconado de la mujer”, afirmó Stenberg entre aplausos continuos de miles de fieles. Hasta la fecha, la Iglesia católica excluye a las mujeres de este servicio pastoral aunque recientemente el Papa Francisco confirmó que propondría una comisión para estudiar el acceso de las mujeres al diaconado.

Además, el presidente del Comité de los Católicos Alemanes insistió en la necesidad de que los cristianos busquen siempre el diálogo con todos los grupos sociales, también con quienes profesan la fe del Islam.

“Queremos entablar diálogo especialmente con los musulmanes para que el desconocimiento se convierta en confianza”, aseveró.

No obstante, precisó que la comprensión también tiene sus límites, en clara alusión a ausencia del partido de derechas Alternativa para Alemania (AfD), formación a la que la organización decidió no invitar por sus postulados críticos con los refugiados y el Islam.

Bajo un sol radiante, unos 20 mil creyentes cantaron, oraron y celebraron para poner el punto y final a un encuentro que se convierte en el epicentro del debate social y en el que es habitual que participen políticos de todos los partidos e incluso la canciller federal del país.

En esta edición, la reflexión sobre temas de actualidad se centró, entre otros temas, en abordar el papel del partido populista de derecha AfD y su relación con el Islam, el ecumenismo y la ordenación de diaconisas o la reunificación del país y la xenofobia.

El secretario general del ZDK, Stefan Vesper, hizo un balance muy positivo de las cincos jornadas destacando el “éxito de la fiesta” que, a su entender, demostró lo viva que está la fe en el país.

Por su parte, la secretaria general de la Iglesia protestante, Ellen Ueberschär, señaló sentirse satisfecha y muy impresionada porque el Día de los Católicos demostró que existe una respuesta para todo. “La Iglesia es vibrante y variada y está acostumbrada a superar las divisiones”, dijo.

En la ceremonia de clausura, el cardenal de Münich, Reinhard Marx, se refirió a la crisis de los refugiados y a la misión de los cristianos en la sociedad.

“Debemos ver al ser humano como un todo y ahora también a los apaleados, a los maltratados y a los perseguidos. Algunos dicen que a partir de estas nobles palabras no se puede hacer política, yo digo que sí”, declaró.

El religioso consideró escandaloso que cada año cientos de personas pierdan la vida ahogados en el mar intentando alcanzar las costas europeas.

El sábado, la cuestión del futuro de Europa centró la atención de los debates, en los que también participaron destacados políticos alemanes.

El primer ministro del estado federado de Baden-Württemberg, el verde Winfried Kretschmann, criticó en su intervención a los partidos populistas de derecha en Europa. Sobre ellos dijo que no tenían como punto de referencia los derechos humanos universales, sino la “pertenencia a grupos nacionales” y a la “ideología nacionalista”.

El próximo Día de los Católicos se celebrará dentro de dos años en la ciudad de Münster, en el oeste de Alemania.