Permite Cleveland portar armas pese a ataques

Por José López Zamorano. Enviado

Cleveland, 17 Jul (Notimex).- La Convención Republicana fue designada oficialmente como un “Evento Especial de Seguridad Nacional” (NSSE), pero a pesar de las críticas, la policía de la ciudad autorizó la portación de armas de fuego, pero no de pelotas en el evento.

Aunque el Servicio Secreto de Estados Unidos reservó algunas áreas de la Convención republicana como libres de armas de fuego, la policía de Cleveland dio luz verde a la portación de las armas de fuego, en cumplimiento de la legislación estatal.

En reacción, el presidente del Sindicato de Patrulleros de Cleveland, Steve Loomis, calificó la decisión como “absolutamente irracional” y sostuvo que puede ser legal, pero no responsable dada la amenaza de manifestaciones.

“Vamos a tener a dos diferentes grupos de individuos apasionados y con posiciones ideológicas antagónicas. Lo último que necesitamos es que alguien en esa situación vaya armado. Eso va a hacer nuestro trabajo más difícil”, subrayó Loomis.

El Partido de las Nuevas Panteras Negras y exmiembros del ejercito aglutinados en la organización The Oath Keepers han anunciado que portarán armas durante sus protestas.

La designación de “Evento Especial de Seguridad Nacional” es una etiqueta que sólo es conferida a los eventos del más alto nivel, como la visita de un Papa, la Asamblea General de Naciones Unidas, la toma de posesión presidencial o el supertazón.

Aunque una de las razones en la clasificación como NSEE es la posibilidad de que el evento sea blanco de un acto terrorista, la policía permitió portar las armas en el zona de 2.7 kilómetros alrededor de la sede central, la Quicken Loans Arena.

Por razones de seguridad, las personas en la zona no pueden entrar con pelotas de tenis, enlatados, aerosoles, agua, cuchillos o armas de juguete, pero sí armas de fuego, incluidos rifles.

En la sede misma de la convención republicana, donde serán nominados Donald Trump y su compañero vicepresidencial Mike Pence, las armas están prohibidas, como también en los lugares especiales definidos por el Servicio Secreto, que tiene a su cargo la seguridad del evento.

“Que una lata de atún sea considerada más peligrosa que un arma estilo militar es indicativo de la irracionalidad de la política de armas de Estados Unidos”, señaló The Washington Post en un reciente comentario editorial.

Por ser Ohio uno de los estados con la política de “Open Carry”, que permite la portación de armas de fuego a la vista, el jefe de la policía de Cleveland, Calvin Williams, defendió la decisión.

“Nuestra intención es seguir la ley y si la ley dice que es posible portar armas abiertamente, eso es lo que dice. Si estoy de acuerdo o no, es otra cosa”, declaró ante los cuestionamientos.

Aunque Cleveland buscó implementar una iniciativa de regulación de las armas, la Suprema Corte de Ohio resolvió que las autoridades citadinas debían de cumplir con la ley de “Open Carry”, a menos que la persona armada padeciera problemas mentales.

La ciudad recibió una donación de unos 50 millones de dólares del gobierno federal, 20 millones de los cuales serán dedicados exclusivamente a seguridad, incluidos unos dos mil equipos antimotines.