Pena de muerte a homosexuales en el Islam es mera discusión académica

Canberra, 14 Jun (Notimex).- El primer ministro australiano Malcolm Turnbull ordenó la revisión de la visa otorgada al clérigo islámico Farrokh Sekaleshfar, quien dijo que la muerte es el castigo apropiado para la homosexualidad.

Australia tiene cero tolerancia con aquellas personas que vienen al país a predicar odio, dijo el jefe de gobierno al anunciar la revisión. Se trata de un asunto legal que debe de ser abordado de la manera apropiada, precisó.

Por su parte el ministrio australiano de Inmigración, Peter Dutton, quien recibió la orden directa de revisar la visa, dijo que la víspera se enteró de las palabras del clérigo, y se ya hace un análisis antes de tomar una decisión.

Pero la posición gubernamental es muy clara, dijo y agregó que no se va a tolerar a gente que venga a predicar el odio en Australia, citó la página electrónica de la Australia Broadcasting Corporation (ABC).

Sekaleshfar tiene 46 años de edad, su nacionalidad es británica, estudió Medicina en el Imperial College de Londres y Bioética en la Universidad de Manchester, y ha estudiado el Corán por una década.

Reconoció que sus palabras sobre la pena de muerte para castigar la homosexualidad fueron pronunciadas pero en el marco de una reunión académica en Sydney, y lamentó que fueran grabadas y publicadas en un sitio electrónico.

Precisó que se refería a que los homosexuales que mantengan relaciones sexuales en público son quienes deberían ser castigados con la pena de muerte, una situación con una pequeña probabilidad de ocurrir.

Sekaleshfar se ha colocado en el debate público porque en abril pasado impartió una conferencia con su punto de vista en el Centro Islámico Husseini de Sanford, una ciudad de Florida ubicada a 44 kilómetros al sur de Orlando.

En 2013 había expresado un punto de vista similar en la Universidad de Michigan, en la cual precisó que la homosexualidad está contaminando a la sociedad, recordó el diario australiano Herald Sun.

El cérigo islámico ya desde anoche había descartado que su prédica hubiera inspirado el asesinato de 50 personas en un bar gay de Orlando la madrugada de este domingo.

En sus declaraciones al británico Daily Telegraph dijo que sus declaraciones habían sido tomadas fuera de contexto, y que se trataba de una discusión académica sobre las sociedades islámicas, no las sociedades occidentales.

También podría gustarte