Pelota encendida, juego autóctono vivo en Querétaro

Por Germán Meneses. Corresponsal

Querétaro, 15 Jul (Notimex).- El juego de pelota encendida o uarhukua todavía se practica en Querétaro, específicamente para recibir el equinoccio de primavera, dado que constituye una actividad autóctona que representa la lucha de la dualidad del bien y el mal.

En entrevista con Notimex, el director general del grupo de danza prehispánica Aztlán, Homero Mota Vargas, señaló que existen varias manifestaciones del juego de pelota encendida y, en el caso de la entidad, retoma el juego purépecha.

“Esta tradición no es exclusiva de Michoacán, ya que tiene presencia en distintas culturas de Mesoamérica y cuenta con más de 3 mil 500 años de antigüedad”, puntualizó.

El juego de pelota utiliza bastones, la bola se encuentra encendida y, de acuerdo con las reglas establecidas, se incluyen seis personas; “por ejemplo, se enfrentan las Águilas contra los Jaguares, que muestran una dualidad del bien y del mal”, mencionó.

Mota Vargas indicó que el encuentro utiliza instrumentos musicales como el tambor de doble parche, flautas y litófonos que tienen más de 10 mil años de antigüedad, y comienza con el humo de copal sobre los cuerpos de los competidores.

Expuso que no sólo se trata de un juego autóctono, sino que hay personas que también lo toman como un deporte, debido a la actividad física desarrollada durante el ritual, además del aspecto espiritual.

Resaltó la importancia de los cuatro elementos de la naturaleza en este juego, como en cualquier disciplina autóctona, el cual representan en los centro prehispánicos de la entidad durante el equinoccio de primavera e incluso en otras partes del país y en el extranjero.

Cabe recordar que el estado de Nayarit recibirá el Encuentro Nacional de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales, en su décimo novena edición, que se llevará a cabo del 21 al 24 de julio y espera contar con más de 500 participantes en más de 75 disciplinas originarias de 23 estados del país.