Pedro Almodóvar retrata el drama de una mujer en “Julieta”

* La cinta número 20 del cineasta español tendrá su estreno en México el 8 de julio

México, 20 Jun (Notimex).- Un drama sobre la vida de una mujer, en el que se pondera la maternidad, el amor, el deseo y los errores, es lo que ofrece la más reciente producción fílmica del director Pedro Almodóvar, “Julieta”, que llegará a salas nacionales el próximo 8 de julio.

Ambientada en Madrid, la cinta número 20 de Almodóvar da cuenta de la vida de “Julieta” y su hija “Antía”, quienes sufren en silencio la muerte de “Xoan”, el marido y padre de las protagonistas.

A lo largo de la historia se realza cómo el dolor en ocasiones separa a las personas y es que cuando “Antía” cumple 18 años abandona a su madre, sin dar explicación alguna, y aunque la madre la busca por todos los medios, sólo descubre lo poco que conoce y sabe de su hija.

De acuerdo con el connotado cineastas, “Julieta”, cuyo estreno mundial fue en el Festival Internacional de Cine de Cannes de 2016, habla de la lucha de la madre para sobrevivir a la incertidumbre y también del destino, del complejo de culpa y de ese misterioso insondable que hace que las personas abandonen a quienes aman, como si nunca hubieran significado nada o existido.

En la trama existen varias despedidas: la primera ocurrió el día en el que “Julieta” concibió a “Antía” y en la que una muerte la tortura; la segunda es aquella mirada entre ella y “Xoan” después de una discusión, y la tercera cuando ve cómo “Antía” desaparece de su mirada.

Las dos primeras son trágicas y marcan la conciencia de “Julieta” con un sentimiento de culpa, el mismo que contagia a su hija.

La cinta, que tiene su origen literario en “Escapada”, de Alice Munro, cuenta con el guión de Almodóvar, quien había comenzado la adaptación cinematográfica sustituyendo Vancouver por Nueva York, pero al final le ganó la incertidumbre de cambiar de lengua, cultura y geografía, y volvió al borrador hace apenas unos años para adaptarlo al contexto español.

Al leerlo, dijo Almodóvar, “me gustó más de lo que esperaba y probé a que la historia ocurriera en nuestro país. Según avanzaba la versión española me iba alejando de Alice Munro, tenía que volar con mis propias alas. Sus cuentos siguen siendo el origen de “Julieta”, pero si ya es difícil traducir el estilo de la escritora canadiense a una disciplina casi opuesta a la literatura como es el cine, hacerla pasar por una historia española era una tarea imposible”.

Sobre su regreso al universo femenino, el director comentó que uno de los riesgos que enfrentó para la realización de esta cinta fue utilizar dos actrices para dar vida a “Julieta”: Adriana Ugarte, de los 25 a los 40 años, y Emma Suárez de los 40 en adelante.

“No soy partidario de que la misma actriz acapare todas las edades del mismo personaje, no confío en los efectos de maquillaje para envejecer y es casi imposible que una joven de 25 años tenga el peso de alguien de 50.

“No se trata de las arrugas, es algo más profundo, el paso del tiempo, por fuera y por dentro. Acepto la convención en teatro pero en el cine lo rechazo”, consideró Almódovar.

Finalmente, indicó que “ahora está muy contento con haber tomado esa decisión. Y me parece que Adriana Ugarte y Emma Suárez ya forman parte de mi particular olimpo, donde se codean con Penélope Cruz, Carmen Maura, Victoria Abril, Marisa Paredes y Cecilia Roth, mis musas”.

También podría gustarte