Paulette y Ayotzinapa los dos casos que Tomás Zerón no resolvió, hoy 2 de mayo de 2016

0
Tomas Zeron

Los columnistas de varios medios de México piden la renuncia de Tomás Zerón Lucio, actual director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR y hacen un recuento de los casos de la desaparición de la niña Paulette Gebara y los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En El Universal, el periodista Ricardo Raphael, escribe que Tomás Zerón de Lucio trabajó dentro del gobierno del Estado de México como coordinador de Investigación y Análisis de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México y “le tocó atender el caso de la desaparición de Paulette Gebara. […] Las áreas de investigación y análisis de la procuraduría del Edomex, con Tomás Zerón a la cabeza, utilizaron toda la inteligencia disponible para dar con su paradero. […] Nueve días después, la autoridad por fin encontró a la niña Paulette Gebara. Estaba debajo de su cama. […] Nadie creyó aquella narrativa, […] Tomás Zerón fue nombrado en septiembre de 2013 director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) […].”

En Milenio, el periodista Carlos Puig, escribe sobre el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que intento descifrar, sin éxito, algunas de las actuaciones de Tomás Zerón en la investigación por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.

En La Jornada, el periodista Julio Hernández López, escribe que sobre el basurero de Cocula y la improbable combustión de 43 cuerpos que Tomás Zerón de Lucio trata de validar.

En Milenio, el político Diego Fernández de Cevallos, critica que el caso Ayotzinapa ha generado acciones sin precedentes por parte de autoridades, población, Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y expertos extranjeros. Nunca el asesinato o desaparición de una o más personas ha implicado esfuerzo humano y gasto económico como los provocados por el crimen contra los normalistas: miles de ciudadanos, agentes y funcionarios de todos los niveles involucrados por tiempo indefinido, y empeñados en hallar a los estudiantes.

En El Universal, el periodista Ciro Gómez Leyva, escribe que: “se entiende que los padres de los 43 jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa pidan que deje el cargo. O que tuiteros activistas encumbren el hashtag #TomasZeronRenuncia. Pero la vulgaridad declarativa de algunos políticos no tiene límite. […]  La verdad Murillo Karam-Zerón prevalece, con o sin GIEI: a los jóvenes los sometieron, secuestraron y mataron. A dónde fueron a tirar los restos es aún dudoso, y es secundario, en la gran historia de este crimen, esta desgracia.

En el Reforma, el analista y periodista Sergio Sarmiento, escribe que: “la pregunta se ha vuelto inevitable: ¿realmente ‘Fue el Estado’? ¿Ordenó el Presidente una noche de viernes en Los Pinos a un alcalde perredista en Iguala que secuestrara a un grupo de normalistas y pidió apoyo a un obernador ex priista convertido en perredista así como al Ejército y a los jueces que han visto el caso? […] Pero las conclusiones no deben ser decididas por una agenda política. No hay verdades históricas. Entre la hipótesis de una decisión del Estado y la que sugiere que los normalistas fueron secuestrados por policías municipales y entregados a un grupo criminal que los ejecutó, esta última parece más verosímil”.

 

También podría gustarte