Patriarca ortodoxo ruso llega a Cuba para histórica reunión con el papa. Lo recibe Raúl Castro.

LA HABANA (AP) — El Patriarca ortodoxo ruso Kirill arribó este jueves a Cuba, su primer punto de una gira latinoamericana y que será sede de una reunión histórica con el papa Francisco a desarrollarse el viernes.

Kirill fue recibido en el aeropuerto de La Habana por el presidente Raúl Castro, un gesto inusual para la llegada de personalidades pues según el uso local el mandatario sólo acude a las despedidas.

Inicialmente se vio al líder parlamentario cubano Esteban Lazo en la escalerilla del avión, pero en una acción sorpresiva y cuando el Patriarca ya descendía llegó Castro junto a miembros de su gabinete.

“Los pueblos de Rusia y Cuba están unidos por muchos años de relación de cooperación y de amistad”, dijo Kirill en un breve comentario a periodistas. “Y yo tendré aquí la oportunidad hablando con la gente de transmitir los buenos deseos del pueblo ruso”.

Kirill no hizo alusión a su reunión de mañana con el papa Francisco, la primera en mil años de líderes de ambas religiones cristianas.

En la isla, Kirill visitará a la pequeña comunidad ortodoxa, se entrevistará oficialmente con Castro, recorrerá una escuela de niños con discapacidades y asistirá a un concierto de música, indicó un programa distribuido por la Cancillería cubana.

También colocará ofrendas florales a una estatua dedicada al soldado desconocido soviético caído en la Segunda Guerra Mundial y otra al prócer José Martí; y encabezará una liturgia en la Catedral Ortodoxa rusa de La Habana.

Sin embargo, el momento cumbre de su estancia será su reunión cara a cara con Francisco, la primera entre los dirigentes de ambas religiones desde el cisma que las separó en 1054 y que se produce luego de años de negociaciones y acercamientos que incluyeron gestos de buena voluntad como la entrega por parte del Vaticano de imágenes sagradas para los rusos.

Además, tanto la sede de Roma como la de Moscú se mostraron preocupadas por la persecución de cristianos en el Medio Oriente.

El encuentro de los jerarcas fue anunciado la semana pasada de forma conjunta en el Vaticano y Moscú y el comunicado indicó que la cita “marcará una importante fase en las relaciones entre ambas iglesias”.

“La Santa Sede y el Patriarcado de Moscú esperan que también sea una señal de esperanza para toda la gente de buena fe. Invitan a todos los cristianos a orar fervientemente para que Dios bendiga esta reunión, que dé buenos frutos”, agregó.

Luego de su permanencia en Cuba, el Patriarca viajará a Paraguay, Chile y Brasil.

Este es el cuarto viaje de Kirill a Cuba, a donde viajó incluso antes de ser el primado ortodoxo. Vino en 1995 para trabajar con la comunidad ortodoxa, en 2004 para colocar la piedra fundacional de la Catedral rusa y en 2008 para consagrarla.

Ubicada frente al puerto de La Habana, la iglesia llamada oficialmente Nuestra Señora de Kazán fue construida bajo la inspiración de sus similares, con sus paredes blancas y sus cúpulas doradas. El templo de altas paredes fue dotado de un altar con las principales imágenes de la esa religión.

Aunque poco numeroso, de un centenar de personas, la comunidad ortodoxa rusa en Cuba, está compuesta mayoritariamente por ciudadanos ex soviéticos avecindados en la isla o sus descendientes.

—————

Siga a Andrea Rodríguez en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP