Paté de Fuá celebró una década y el público no dejó de ovacionarlo

* La banda integrada por músicos de diversas nacionalidades sorprendió a sus seguidores con nuevos temas y arreglos

México, 21 Ago (Notimex).- La banda Paté de Fuá transformó el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris en set de un largometraje en el que los asistentes fueron los protagonistas de una velada llena de ritmo en la que se presentó el disco “Película muda, segunda parte”.

En este espectáculo lleno de jazz, blues y tango, los anfitriones, de diferentes nacionalidades, aprovecharon su segundo concierto en este recinto para celebrar una década de trayectoria con su público de la capital.

A lo largo de 26 rolas, los siete integrantes del grupo sorprendieron a sus seguidores con nuevos arreglos de algunas de sus canciones, con los que los pusieron a cantar y, en respuesta, el público agradeció con una gran ovación después de cada interpretación.

Aunque al principio la gente se mostró un poco seria, mientras transcurría la noche poco a poco se fue “rompiendo el hielo” con temas como “Nosotros dos”, “Llegó tu amor”, “El extranjero”, “Tu pecado”, “Cuatro lunas” y “El borracho”.

Entre cada pieza el cantante Yayo González interactuactuaba con sus seguidores, les relataba el contenido de las melodías y cómo fueron surgiendo algunas de ellas.

El concierto tuvo una pantalla al fondo del escenario, en la que se proyectaron diversos videos que aderezaban temas como “Mi corazón”, que en su placa hacen a dúo con Natalia Lafourcade.

Enseguida sonó “Llévame en un beso”, la cual hicieron “con una gran amiga, una gran artista, Lila Downs”, explicó González, quien con una camisa blanca y chaleco negro tocaba la guitarra eléctrica.

A continuación, la alineación hizo sonar “Falso olvido” que grabaron con el compositor Armando Manzanero, la cual habla de una ruptura amorosa, “ese momento cuando todavía está la herida abierta, pero tienes que actuar normal, aunque por dentro se esté hecho añicos”, dijo.

Los intérpretes de “El tren de la alegría” y “La tempestad” utilizaron algunos complementos percusivos poco convencionales, por ejemplo, la rueda de una bicicleta y una sierra para crear sonidos distintos.

En “Película muda” fueron testigos del amor de dos de sus fans, pues mediante una dinámica en redes sociales invitaron a un joven a pasar al entarimado, quien a su vez llamó a escena a su novia para dedicarle esta canción y decirle algunas palabras románticas.

Segundos después, el vocalista indicó que este sencillo habla de cómo comienzan los romances; una mirada y lenguaje corporal, “cuando las palabras todavía no comienzan a brotar en un amor silencioso”, puntualizó.

Después, algunos esqueletos comenzaron a bailar en una caricatura que se desarrollaba en un cementerio, mientras se oía “El fantasma enamorado”.

Una de las canciones más ovacionadas fue “Vamos a morir”, que el líder del grupo comentó que es un canto a la vida, pues considera que el tiempo en la tierra es limitado: “Se puede apagar la luz en cualquier momento y el show acabó, es una canción para que nos pongamos a revivir”.

En la recta final del espectáculo, González agradeció al público que los ha acompañado durante 10 años, que “hayan hecho que este proyecto se transformara en una banda exitosa, algo que no imaginábamos”.

“A quienes todavía no nos conocen, gracias por poner la oreja, se les quiere y respeta mucho”, aseveró y, posteriormente, al final de temas como “Princesita”, “Muñeca”, “Celoso y desubicado” y “El supermercado” ofreció con sus compañeros una firma de autógrafos.

También podría gustarte