La pasión futbolera, una de las herencias de mi padre: Irene Azuela

* La actriz aprovecha la conmemoración del Día del Padre para reconocer el esfuerzo y apoyo que ha tenido de él

Por Maricruz González May

México, 19 Jun (Notimex).- Además de la simpatía, el buen humor, la inteligencia y el gusto por la música, la actriz Irene Azuela aseguró que de su padre heredó también la pasión futbolera y que los grandes debates en torno a este deporte y sus visitas al estadio son grandes recuerdos que guarda en su corazón.

En entrevista con Notimex, la protagonista de la serie “El hotel de los secretos” sostuvo que aunque lleva mucho tiempo que no asiste al estadio, “durante varios años fuimos juntos y habían riñas porque uno le va a tal equipo y otros a otro, pero la pasábamos bien.

“Mi papá es americanista y yo fui americanista. Mi hermano Pablo es Puma y Esteban, el hermano chico, es americanista también. Creo que eso (irle al América) es el único defecto de mi padre”, bromeó la actriz, quien estaba acompañada de Antonio y Pablo Azuela, su padre y hermano, respectivamente.

Entre anécdotas y charlas en torno a las remembranzas que tiene al lado de su padre apropósito de la conmemoración del Día del Padre, Irene destacó: Mi hermano y mi padre son muy intensos en eso del futbol y la verdad les afecta si no le va bien a su equipo.

“Mi hermano tiene una cosa bien simpática, tiene una foto en la que, como a los 10 u 11 años, muestra toda su parafernalia americanista, la camisa, la bandera, todo tapizado del América. Seguramente ganaron y por eso estaba tan feliz de lo contrario hubiera estado triste”, agregó.

Respecto a la herencia profesional que su padre le dio, la actriz, quien estudió en el Centro de Formación Actoral de TV Azteca, señaló que el compromiso y la pasión con la que decides hacer algo son sin duda grandes cualidades que su padre forjó en ella.

“Mi papá es un hombre muy apasionado, le gusta además compartir su trabajo, sus ideas, y eso es algo que me ha heredado”, expresó con gran emoción.

Aunque reconoce que siempre contó con el apoyo de su padre para dedicarse a la actuación, la actriz detalló que en alguna ocasión le planteó la posibilidad de que estudiaría actuación y él la trató de llevar por otro camino.

“Para él sonaba medio enclenque que yo fuera actriz, que el otro hijo quisiera estudiar cine y el chico, animación y fotografía, pero la verdad ahí ha estado y nos echa porras y va a ver nuestros trabajos y está muy presente”, compartió Irene.

Al respecto su padre, Antonio Azuela, comentó con una ligera sonrisa: Cuando Irene me notificó oficialmente que quería ser actriz, yo tuve un momento de duda y le dije: Sí, pero mira además estudia idiomas, pero no le dije que no se dedicará a la actuación y eso me ha costado.

“Mis hijos se burlan de mí porque como soy académico, soy de maestría y doctorado, y ellos hicieron carreras, por decirlo de alguna manera, no convencionales y yo desde niños les había dicho que la época en la que tenías un título ya había pasado, pero igual se burlan porque creen que yo hubiera querido que estudiaran una carrera formal”, expuso.

Añadió que desde el principio supo que Irene estaba en lo suyo, pero que recuerda con gran emoción su trabajo en la obra de teatro “El buen canario”, donde actuó al lado de Diego Luna, Daniel Giménez Cacho y Bruno Bichir.

“Pero muchos otros también me gustan y me gusta cómo va progresando su carrera, esto es muy interesante”, mencionó.

Al retomar la palabra, la actriz, ganadora de dos Premios Ariel, por su trabajo en “Quemar las naves” y “Bajo la sal”, reiteró que su padre es un gran pilar para continuar su carrera profesional y que reconoce el esfuerzo que ha hecho por el bienestar de ella y sus hermanos.

Y aunque son una familia muy distraída en cuanto a la celebración del Día del Padre, expuso que siempre están muy presentes el uno con el otro, que se reúnen seguido y les gusta estar en familia, de ahí que para hoy se preparen para conmemorar este día con una comida.

También podría gustarte