“Paseo por las estrellas” explora mundo de emociones de la infancia

México, 12 Jun (Notimex).- En medio de una aventura llena de fantasía en la que Pablo y su abuelo viajan por parajes insospechados, transcurre “Paseo por las estrellas” que esta tarde inicio temporada en la Carpa Geodésica del Huerto Roma Verde, en esta capital.

Escrita por Silvia Peláez y adaptada y protagonizada por Fernando Sakanassi, la obra presentada por el Laboratorio de la Máscara y la Compañía Teatral Nómada es una exploración por el mundo de las emociones de la infancia en relación con la muerte.

Se trata de una pieza unipersonal en la que se cuenta la historia de un niño llamado Pablo, quien ha crecido feliz bajo el cuidado y las enseñanzas de su abuelo hasta que un día éste, por las leyes naturales, debe partir para siempre.

Situación que el valiente y sensible pequeño afronta de manera ingeniosa, emprendiendo un viaje onírico por el espacio sideral, visitando las diferentes constelaciones que le enseñó su abuelo, para tratar de encontrarlo en una de las estrellas y poder darle así un par de zapatos que dejó olvidados en su casa.

En “Paseo por las estrellas”, Sakanassi interpreta a través de un títere, una máscara y su propio cuerpo a “Pablo” en varias situaciones y mediante su imaginación visualiza a su abuelo en un sillón con lentes y juega con él a buscar estrellas y bautizarlas.

En un escenario circular, arropado por pequeños telones transparentes, teniendo al público de cerca sentado en bancas y para los más pequeños cojines, la puesta cuenta con una escenografía que incluye un piano y dos baúles.

En uno de ellos personajes emergen y van formando parte de la historia como un árbol de los sueños, un pequeño sillón, un par de anteojos, un par de lámparas que sirven como cohetes y una chamarra plateada que el protagonista esa como traje de astronauta.

Antes de iniciar se aprecia al joven actor postrado en un pequeño piano, el cual toca y una vez con público suficiente dentro del espacios, el joven actor se transforma en un niño inquieto y preguntón, el cual emprende una aventura con su abuelo a través del juego y la imaginación.

Por espacio de una hora, chicos y grandes aprenden sobre las estrellas, las constelaciones, planetas, el mismo Sol y sobre el amor hacia el abuelo.

El ambiente de la historia se ve acompañado y guiado con luces en azul y blanco con las que se va creando la magia dentro del pequeño foro, al compás de los acordes musicales con los que se llama a la reflexión acerca de la relación paternal y amistad que puede tener un abuelo con su nieto.

Esta propuesta tiene como foro un espacio poco convencional, la Geodésica o Bambudésica, por estar hecha de bambú, emplazada dentro del Huerto Roma Verde.

Este predio se encuentra en la calle de Jalapa 234 y quedó abandonado tras el terremoto de 1985 hasta que fue recuperado por los vecinos de la zona para el beneficio y bienestar de la comunidad, con un propósito de educación ambiental y convertirlo en centro para diferentes expresiones artísticas.

En ese lugar se da un tianguis donde se venden infinidad de productos naturales como miel de abeja, flores, cajetas, nieves, alfarería, artesanías elaboradas con fibras naturales hasta frutas y verduras.

También podría gustarte