Partidos y autoridades electorales, obligados a cumplir con igualdad

México, 22 May (Notimex).- Los partidos políticos y las autoridades electorales están obligados a cumplir y vigilar las disposiciones constitucionales en materia de paridad de género, para que en la postulación de candidaturas haya igual número de mujeres y hombres, afirmó el magistrado Manuel González Oropeza.

El magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) señaló que “el tamiz final de la democracia es tener la libertad de elegir”.

“Habrá quienes se pregunten si al establecer la obligación de la paridad en las candidaturas no se manipula la libertad de elegir. La respuesta es no, porque la ley determina claramente, en el artículo 41 constitucional, que la paridad es una obligación de los partidos políticos, entonces ellos tienen la obligación de presentar un numero igualitario de candidatos”, anotó.

En la presentación del libro de su autoría “Hacia una democracia paritaria. La evolución de la participación política de las mujeres en México y sus entidades federativas”, dijo que en las democracias el elector es quien finalmente decide si vota por una mujer o por un hombre.

“No necesariamente los hombres votarán por un hombre o las mujeres lo harán por una mujer. El voto es libre”, expresó González Oropeza en un comunicado.

En la Casa de la Cultura Jurídica de Ciudad Victoria, en el estado de Durango, el magistrado indicó que la democracia paritaria, lejos de identificar a una clase desvalida, lo que pretende es reconocer la igualdad.

Lo anterior, anotó, porque las mujeres han sido relegadas, humilladas y discriminadas durante años y los jueces no pueden quedar impasibles frente a eso.

El magistrado resaltó que si el concepto de democracia y Estado de derecho es de igualdad ante la ley, los operadores jurídicos deben llevar hasta sus últimas consecuencias el cumplimiento y respeto a las normas constitucionales, “por eso, las sanciones son importantes y las hemos estado aplicando”.

Además, “si la legislación establecía cuotas, ahora debemos exigir el cumplimiento a la Constitución, no porque al Tribunal se le antoje, sino porque es un principio”, indicó.

De tal suerte que si la autoridad electoral interviene, acepta o tolera que no se cumpla con la paridad, entonces a ellos debemos exigirles el cumplimiento, porque en materia de derechos no se puede dar marcha atrás, planteó.

En este marco consideró que el cumplimiento irrestricto se puede hacer desde los estados ya que los derechos fundamentales, “no hablo sólo de los derechos políticos, se iniciaron en las Constituciones estatales”.

A su vez, Raúl Montoya Zamora, presidente del Tribunal Electoral de Durango, destacó que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ha sido proactivo y reactivo a las demandas de la sociedad.

“Ha sido receptivo. Ha hecho suyos los reclamos de ser sensibles hacia las mujeres para tener mayores espacios públicos y políticos y garantizar la igualdad sustantiva de hombres y mujeres”, anotó.

En la presentación estuvieron Carlos Báez, director del Centro de Capacitación Judicial Electoral del TEPJF, Monika Gilas, coautores del libro, así como los magistrados del Tribunal Electoral de Durango, María Magdalena Alanís Herrera y Javier Mier Mier.

También podría gustarte