“La OTAN a punto de cometer un error histórico”: analista alemán

Moscú, 11 Jun (Notimex).- “La OTAN está a punto de cometer uno de los mayores errores de su historia”, advirtió el politólogo alemán Jochen Bittner, refiriéndose a la instalación del escudo antimisiles de la Alianza en Rumania y Polonia.

El desarrollo del sistema antimisiles cerca de las fronteras rusas apenas aumentará la seguridad nuclear en Europa, escribió en un artículo publicado en el diario alemán Die Zeit y reproducido por la agencia rusa Sputnik (antes Ría Novosti).

A pesar de que Occidente no considera el sistema de DAM de la OTAN como una amenaza a Rusia, el presidente Vladímir Putin cree que la instalación de las bases podría destruir todos los intentos de decenas de años en el ámbito del desarme nuclear, señaló.

Consideró que las contramedidas que emprenderá Rusia serán más serias y relevantes para la Alianza que las supuestas ganancias para la seguridad europea.

La instalación del escudo antimisiles de la Alianza en Deveselu, Rumania, ha sido establecida hace unas semanas y el sitio de lanzamiento en Redzikowo, Polonia, debería estar listo en 2018, según estimaciones del Pentágono.

Mientras tanto, las acciones de la OTAN proporcionarían a Rusia un motivo para reaccionar a las amenazas provenientes desde Occidente, lo que llevaría a socavar decenas de años de esfuerzos conjuntos entre Moscú y Washington para avanzar en el desarme nuclear.

En 2007 Putin advirtió que el despliegue del sistema antimisiles en Europa oriental representaría una amenaza a la estabilidad estratégica entre Rusia y la OTAN.

Además, declaró que si estos planes eran cumplidos, el Tratado INF ya no respondería a los intereses de la seguridad nacional rusa.

Se trata del tratado de desarme nuclear firmado entre la URSS y Estados Unidos el 8 de diciembre de 1987.

El documento dio lugar al inicio de la destrucción de todos los misiles balísticos de corto y medio alcance (entre 500 y cinco mil kilómetros) y la prohibición de construcción de tales sistemas.

“El objetivo era reducir al mínimo la amenaza para Europa y Rusia por parte de sus enormes arsenales nucleares de misiles tácticos. De hecho, los años posteriores, toda la línea de estas armas ha sido prácticamente eliminada”, subrayó Bittner.

No obstante, la expansión del escudo antimisiles de la OTAN supone una amenaza para la seguridad nacional rusa. Esta situación llevó al Kremlin a desplegar en el enclave ruso de Kaliningrado el sistema de misiles de corto alcance Iskander.

“Estos misiles podrían ser equipados con cargas atómicas y tienen un alcance de 400 kilómetros, suficiente para llegar a países de la OTAN como Polonia o Lituania”. Por eso, en opinión del experto, su despliegue no supone una violación del contenido del Tratado INF.

“Dentro de la OTAN crece la preocupación de que Rusia pueda abandonar el Tratado de manera unilateral. Un motivo grave a tratarse en la cumbre de la OTAN que tendrá lugar en Varsovia el 8 y 9 de julio”, precisó Bittner.

En este sentido, aseguró, sería mejor “para la OTAN tirar del freno de mano y congelar la construcción de la defensa antimisiles” y, luego, explicó la falta de sentido que contiene esta estructura militar para la seguridad europea.

Por eso, concluyó el analista, lo único que podría causar una amenaza a la seguridad nuclear de Europa es una socavación del Tratado INF, que por su parte, se vería afectado por la expansión del propio sistema antimisiles en el este de la Unión Europea.

También podría gustarte