Ordenan detención de presidenta de Madres de Plaza de Mayo

Buenos Aires, 4 Ago (Notimex).- Un juez argentino generó hoy revuelo en el país, al ordenar la detención, únicamente con fines de declaración, de Hebe de Bonafini, presidenta de las Madres de Plaza de Mayo.

La dirigente social, de 87 años e ícono de los derechos humanos en Argentina, se negó a cumplir el citatorio judicial que había recibido para declarar en una causa por fraude.

El juez Marcelo Martínez de Giorgi investiga el manejo financiero de “Sueños compartidos”, un programa de construcción de viviendas sociales que manejó la organización Madres de Plaza de Mayo con recursos públicos.

Como forma parte de los imputados, el juez envió un citatorio a De Bonafini, quien advirtió que no iría al tribunal, por lo que Martínez de Giordi la declaró en desacato y ordenó su captura, la que trató de hacer efectiva un grupo de policías federales que acudió a la asociación que preside la dirigente.

Los policías no pudieron detener a De Bonafini, quien salió de sus oficinas custodiada por militantes y se fue a Plaza de Mayo para encabezar la ronda que las Madres realizan desde hace casi 40 años y denunciar las desapariciones de miles de personas durante la dictadura que gobernó el país entre 1976 y 1983.

La presidenta de Madres denunció que se siente perseguida por un sistema judicial que fue cómplice del régimen militar.

“Desde 1977 vengo padeciendo las agresiones de la mal llamada justicia, hice 168 presentaciones por mi hijo Jorge, también por mi hijo Raúl”, recordó al referirse a sus hijos desaparecidos por los represores.

Agregó que todavía hoy sigue “padeciendo la misma injusticia y agresiones, siento la misma indiferencia que sentía cuando la denominada justicia era cómplice de los asesinos”.

De Bonafini explicó, con respecto al caso de “Sueños Compartidos”, que las Madres ya aportaron 60 cajas con pruebas y que ya declararon y participaron en pericias.

“Las Madres siempre vamos a defender la solidaridad social, vamos a luchar para que nos enfrentemos con jueces probos que nos ayuden a sentir en nuestros cuerpos el valor de la justicia”, advirtió.

También podría gustarte