Oposición venezolana se reserva ruta de marcha por referéndum

Caracas, 25 Ago (Notimex).- La Mesa de Unidad Democrática (MUD) señaló hoy que mantendrá en “reserva” hasta fines de mes la ruta y el punto de reunión de la manifestación del 1 de septiembre, con la que exigirá al Consejo Nacional Electoral la fecha para recolectar firmas de electores para el referéndum contra el presidente Nicolás Maduro.

La oposición espera que con la presión masiva en la calle el Consejo Nacional Electoral (CNE) fije la fecha para recolectar las firmas, la cual se ha negado a anunciar hasta ahora.

La oposición ya fue autorizada por el CNE para recoger 20 por ciento de las firmas del padrón electoral (o casi cuatro millones) y que esa recolección será durante tres días, pero falta ponerla en calendario.

La manifestación del 1 de septiembre, que espera sea una protesta masiva, que marque un hito en la lucha por un cambio de Gobierno, ya arrancó con protestas diarias de estudiantes en Caracas y una marcha de representantes indígenas que inició desde la región sureña de Amazonas, en el sur del país, que se propone llegar a la capital tras una caminata de más de 600 kilómetros.

En Puerto Ayacucho, punto de salida de esa marcha, se vio al gobernador regional, el opositor Liborio Guarulla, con zapatos deportivos para acompañar la larga caminata.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, anunció que solo será el 30 de agosto cuando la alianza anunciará el punto de llegada de la manifestación del 1 de septiembre, bautizada como la “toma de Caracas”, y aseguró que será una protesta pacífica.

Indicó que la coalición opositora no quiere revelar el recorrido ni el punto de reunión final, para mantener a la expectativa la marcha y en vista de que el oficialismo se ha adelantado y alerta que habrá violencia ese día propiciada por la oposición.

“Tenemos la responsabilidad, cada uno, de preservar la paz en nuestra ‘toma de Caracas'”, señaló Torrealba.

En Caracas ya comenzó a evidenciarse la presencia de fuerzas del orden en los alrededores del las oficinas del CNE, en el centro de Caracas.

En las calles y plazas vecinas ya están emplazadas unidades blindadas de la Guardia Nacional (policía militarizada), soldados de esa fuerza y cuerpos antimotines de la Policía Nacional.

Maduro advirtió que el 1 de septiembre arrancará una “ofensiva” que se prolongará hasta el 31 de diciembre, con el pueblo “movilizado”. El oficialismo ya anunció varias marchas a favor del Gobierno, que comenzarán el sábado.

La oposición espera lograr con la manifestación su objetivo de que el CNE fije la fecha de recolección, de la cual depende la convocatoria de la consulta. Sin embargo, anteriores marchas opositoras al CNE han sido contenidas por brigadas de militares y policías.

La manifestación del 1 de septiembre fue anunciada en julio, incluso antes de que la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, dijera que la recolección de firmas del 20 por ciento del padrón electoral “podría” realizarse a finales de octubre.

El líder opositor e impulsor del referéndum, Henrique Carpiles, señaló que sería una contradicción que la oposición buscará caminos violentos para lograr la fecha de un mecanismo democrático, electoral, pacífico y constitucional, como el referéndum.

“El Gobierno ya comenzó a correr rumores de que habrá violencia, no les hagan caso. Sería una contradicción, si estamos luchando por una solución pacífica y electoral a la crisis. El Gobierno es el que le tiene terror al pueblo movilizado”, dijo en una cita con vecinos en la localidad de Cartanal, región de Miranda, donde es gobernador.

La MUD estima que todavía el referéndum se puede hacer en 2016, pues el CNE podría convocar la consulta 90 después de la recolección de las firmas, siempre que la oposición reuna casi cuatro millones o 20 por ciento del padrón electoral, con las que lo activaría.

La oposición solicitó el referéndum al confirmar en junio casi 400 mil firmas, que superaron la exigencia mínima de 195 mil 721 o uno por ciento del padrón electoral.

También podría gustarte