Operaciones de cirugía estética van al alza en Alemania

Por Olga Borobio. Corresponsal

Berlín, 22 May (Notimex).- Las operaciones de cirugía estética están al alza en Alemania, aseguraron organizaciones médicas del sector durante un congreso celebrado en Hamburgo, en las que destacaron que durante 2015 se realizaron 43 mil 287 frente a las 39 mil 723 de 2014.

Las operaciones aumentaron un 9.0 por ciento en ese período, pero eso no es todo, los expertos ven un enorme potencial en el negocio y aseguran que la cifra podría incluso multiplicarse por dos, dijo el presidente de la Asociación de Cirujanos Estéticos-Plásticos de Alemania (VDAPC), Magnus Noah, durante el Congreso.

La cifra se basa en una encuesta realizada a los miembros de la asociación y de la Sociedad Alemana de Cirugía Estética-Plástica (DGÄPC). Ambas están integradas por representantes del sector.

Según esos datos, mientras las operaciones de las mujeres aumentaron, el número al que se sometieron los hombres permaneció invariable, con un porcentaje en torno al 12 por ciento.

El dato llama la atención en un país donde predomina la defensa de un envejecimiento natural y donde las mujeres suelen estar bastante alejadas de los dictados estéticos de otras partes de occidente. ¿Será el principio del fin de la mala conciencia por dar a la belleza más importancia de lo que la sociedad alemana considera? Esa es la incógnita.

Las intervenciones más frecuentes de las mujeres alemanas en 2015 fueron en primer lugar de aumento de senos (cinco mil 869), seguida por la liposucción (cuatro mil 938) y el estiramiento de párpados (cuatro mil 231).

A mucha distancia quedan las operaciones de nariz (dos mil 461) y las intervenciones para alisar el vientre (dos mil 187).

Los hombres, en la mayoría de los casos se retiraron prótesis pectorales (mil 081), se hicieron liposucciones (945) y se estiraron los párpados (910). Entre ellos, sin embargo, es cada vez más popular la implantación de cabello, señala Noah, con 508 operaciones.

“Nuestros datos muestran que la cirugía estética plástica se ve cada vez con más naturalidad en Alemania, acercándose a la idea al respecto en Estados Unidos”, considera el experto.

En todo el mundo, la cifra de operaciones registrada se estima en torno a 1.4 millones al año, dijo el presidente del congreso, Detlev Hebebrand.

Sin embargo, las operaciones a veces conllevan riesgos: en las operaciones de aumento de senos, se dan complicaciones con relativa frecuencia.

Estudios muestran un riesgo de complicados de entre dos y 49 por ciento en todo el mundo, según Hebebrand, sin que haya cifras exactas.

Las intervenciones para hacer correcciones sobre operaciones anteriores se deben sobre todo a endurecimiento del tejido, desplazamiento de los implantes de silicona o a la insatisfacción de las pacientes con la forma de seno resultante.

Hace seis años salió a la luz un escándalo por implantes de silicona barata, no aptos en intervenciones médicas, utilizados por el fabricante francés PIP, que acabó en los tribunales.

En Alemania más de cinco mil mujeres resultaron afectadas por el caso de estos implantes, más propensos a sufrir roturas que otros de silicona. Muchas mujeres se los retiraron.

Sin embargo, a raíz de una reforma de la ley de productos médicos en Alemania, las sociedades de cirujanos utilizan ahora un registro de implantes para documentar con mayor exactitud el implante de silicona utilizado.

El método se está probando desde hace dos semanas y se espera que los datos ayuden también a mejorar los procedimientos de cirugía estética.

La abogada Christian Zierhut, que representó a las mujeres afectadas por el escándalo, exige un endurecimiento de la ley de productos médicos a nivel de toda la Unión Europea (UE).

La experta se refiere a un estudio realizado por encargo de la asociación de alimentación y agricultura de Alemania de hace unos años que señalaba la aparición de complicaciones en una media de una de cada cuatro operaciones estética.

La abogada defiende que los pacientes tengan acceso a un registro que deje claro la frecuencia de complicaciones que aparecen con el uso de productos concretos.

Pero no todas las voces en Alemania se muestran abiertas a este tipo de operaciones. La ministra de Sanidad de Renania del Norte Westfalia, Barbara Steffes, criticó el aumento de la cifra de operaciones estéticas en el país.

La política de Los Verdes criticó la “cosmética con el escalpelo” y advirtió de los riesgos. Además, “el resultado no se corresponde necesariamente con los deseos de la persona“.

También podría gustarte