Ombudsman insta a eliminar obstáculos de discriminación por género

México, 17 Ago (Notimex).- El ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, llamó a asumir el compromiso de eliminar los obstáculos que den origen a cualquier práctica de discriminación por motivos de género en los ámbitos familiar, cultural, económico, político y social.

En la inauguración del foro “Balance de la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres a 10 años de su promulgación”, González Pérez externó la necesidad de erradicar las conductas que impiden a las mujeres el pleno disfrute de sus derechos.

Reconoció que si bien ha habido avances normativos sólidos y congruentes en la materia y se han creado organismos que buscan incidir en la consecución de la igualdad, el reto es fortalecer las políticas públicas para que se materialicen los lineamientos.

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) aseveró que también es imprescindible seguir el trabajo legislativo para que todas las leyes, sin importar su objeto, incorporen en su lenguaje y componentes el conjunto de nociones que tienen como fin el reconocimiento de la igualdad de derechos entre mujeres y hombres.

“Se requiere eliminar resabios que contrarían la visión progresiva que hoy defendemos”, expuso González Pérez ante senadores y representantes del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Subrayó que los datos duros y la realidad muestran la necesidad de trabajar de manera ardua para revertir esa situación, que incide en la participación de las mujeres en el ámbito laboral.

González Pérez recordó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) 2012, ellas son quienes carecen más de trabajo -entre cuatro y seis puntos porcentuales- en todos los bloques de edades y niveles de escolaridad.

Además las jornadas de trabajo en un empleo formal son entre 11 y 13 horas más por semana, en comparación con las de los hombres.

Respecto a la remuneración del trabajo la proporción es profundamente desigual porque los varones ocupan una tasa de 68.2 por ciento y las mujeres de 37.4 lo que, dijo, rompe el principio de “pago igual por trabajo igual”.

El ombudsman explicó que la igualdad entre mujeres y hombres trasciende una mera distinción de sexos. “Es un tema que lleva implícito el respeto de cada miembro de la sociedad a sí mismo y hacia los demás, y cuya esfera es trascendente para todos”.

Desde su perspectiva es difícil aspirar a una sociedad que permita el pleno desarrollo de todas las personas si se socavan las capacidades y derechos de algunos de sus miembros.

“La atención a esos temas debe ser y es de un interés primordial tanto para hombres como para mujeres”, remarcó el presidente de la CNDH.

También podría gustarte