“Ofrenda musical” coronará presentaciones del Coreográfico de la UNAM

México, 7 Jun (Notimex).- El Taller Coreográfico de la Universidad Nacional Autónoma de México (TCUNAM) repondrá esta semana el ballet “Ofrenda musical”, a partitura de Johann Sebastian Bach (1685-1750), una de las piezas más complejas de su repertorio.

Las presentaciones serán el 10 de junio en el Teatro Arquitecto Carlos Lazo, anexo a la Facultad de Arquitectura, y el domingo 12 en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario.

El programa también contará con “Sonata”, “Madero, una noche desolada”, “Suite de Lecuona” y “Adagio K.622”, a composiciones de Robert Schumann (1810-1856), Ernesto Lecuona (1895-1963) y Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), respectivamente.

Sobre este repertorio, el Coreográfico explicó que arranca con el ballet “Sonata”, que es una alusión dancística directa sobre el temperamento del compositor Robert Schumann (1810-1856), que refleja el refinamiento y la belleza de la línea melódica que distingue su obra, impregnada de pasión, drama y alegría.

Después se escenificará “Madero, una noche desolada”, una danza con carácter histórico acerca de la relación de amistad que existió entre Francisco I. Madero (1873-1913) y el embajador cubano Márquez Sterling (1872-1934).

La “Suite de Lecuona” está inspirada en siete pequeñas piezas del compositor cubano Ernesto Lecuona (1895-1963), mismas que serán interpretadas por solos y duetos ejecutados por un sexteto de bailarines, tres mujeres y tres hombres. La suite concluye con una magna danza final en la que participa todo el grupo.

Las funciones concluirán con “Ofrenda musical”, una de las piezas más difíciles de ejecutar debido al gran virtuosismo y perfección técnica que requiere.

La partitura está integrada por una colección de cánones, fugas y una sonata para trío, para flauta, violín y bajo continuo, compuestas a partir de un tema musical original del rey Federico II de Prusia (Federico el Grande), a quien Bach dedicó la obra.

Para su ejecución, el compositor omitió los detalles sobre la instrumentación e introdujo una serie de acertijos o problemas musicales. Por ello, al referirse a esta producción se habla de rigor matemático y de abstracción metafísica.

También podría gustarte