Obispo paraguayo encabeza misa para recordar matanza de Curuguaty

Asunción, 12 Jun (Notimex).- El obispo paraguayo Mario Melanio Medina celebró hoy una misa en los campos de Marina Cué, donde hace cuatro años fueron masacradas 17 personas, entre ellas 11 campesinos y seis policías paraguayos, para recordar esa matanza.

En la ceremonia para evocar la llamada “masacre de Curuguaty”, en el departamento de Canindeyú, monseñor Melanio Medina dijo que el gobierno paraguayo, que preside Horacio Cartes, persigue abiertamente a los pobres, indicó el diario Última Hora.

La celebración tuvo lugar en los campos de Marina Cué, en donde ocurrió la masacre el 15 de junio de 2012, tras un intento de desalojo a campesinos que se habían posesionado de Marina Cue, en el que perdieron la vida 11 labriegos y seis policías.

El predio estaba en disputa entre campesinos sin tierra, que afirmaban que las tierras eran del Estado y reclamaban que se les asignara, y la empresa Campos Morumbí, del ahora extinto senador Blas Riquelme, que se presentaba como propietario.

A raíz de esa matanza, el Congreso abrió un juicio político contra el entonces presidente Fernando Lugo, el cual fue acusado de promover las invasiones de tierras y fue destituido.

“El país está hipotecado a los grandes del imperialismo y a los empresarios. El gobierno persigue abiertamente a los pobres”, expuso Melanio Medina.

Además, refirió que al presidente Cartes le gusta la Alianza Público Privada (APP) porque se beneficia su empresa “y si sale mal el trabajo, ellos no pagan sino el pueblo”, criticó.

La celebración se realizó en la mañana de este domingo al pie de la cruz principal erigida en memoria de los fallecidos. Policías, familiares de las víctimas y varios campesinos, estuvieron presentes, de acuerdo con el reporte de Última Hora.

Martina Paredes, familiar de una de las víctimas, dijo que este lunes presentarán a la Fiscalía General de la República (FGR) un pedido de investigación de la muerte de los 11 campesinos fallecidos en el lugar porque hasta ahora sólo se investigó la muerte de los policías.

Dijo que el juicio oral y público tiene que ser anulado porque existen numerosas contradicciones y sólo se imputó a los campesinos, no así a los policías que también participaron en el suceso.

Los familiares de los labriegos también criticaron a la familia de Blas Riquelme, señalados como usurpadores de la tierra pública.

También podría gustarte