Obama defiende pago en efectivo a Irán e insiste que no fue rescate

Washington, 4 Ago (Notimex).- El pago en efectivo que hizo Estados Unidos a Irán, tras lograr un acuerdo sobre una larga disputa por una fallida venta de equipo militar, fue legal, justificado y no constituyó un rescate, dijo hoy el presidente Barack Obama.

El mandatario defendió la entrega de 400 millones de dólares al insistir que no existe manera en que los fondos pudieran haber sido transferidos electrónicamente, ya que no hay relaciones bancarias entre ambos países, además de desestimar los reportes de prensa sobre la operación.

“Nosotros anunciamos estos pagos en enero, varios meses atrás, no fueron un secreto, los anunciamos a todos ustedes. Josh (Earnest, su vocero) lo informó. Este no fue un acuerdo nefario”, dijo Obama en rueda de prensa.

El diario The Wall Street Journal reveló la víspera que el 17 de enero pasado, el mismo día que Teherán puso en libertad a los cuatro estadunidenses que mantenía presos, Estados Unidos despachó a Irán un avión privado con 400 millones de dólares a bordo, en francos suizos y otras monedas.

Tanto el envío de la millonaria suma como la liberación de estos detenidos formaron parte de una serie de eventos, dominados por el acuerdo nuclear alcanzado entre Irán y el bloque de potencias que conformaron el grupo 5P+1, liderado por Estados Unidos.

Obama explicó que su gobierno optó por buscar ante la corte de La Haya, Holanda, el acuerdo con Irán por mil 700 millones de dólares debido a las altas probabilidades de que pudieran perder el arbitraje, lo cual hubiera costado a los contribuyentes estadunidenses un desembolso aún mayor.

La disputa derivó del pago por 400 millones de dólares que Irán adelantó a Estados Unidos como parte de un acuerdo para la compra de equipo militar, pero este fue cancelado después del triunfo de la revolución de 1979.

“Eso es lo que estos pagos representan, y no fue un secreto. Fuimos abiertos con todos al respecto”, dijo, a la vez que rechazó que se haya tratado del pago por el rescate de los estadunidenses.

Obama dijo que negar el pago rescate por rehénes estadunidenses ha sido la política de todos los gobiernos, y haberlo hecho en esta ocasión no sólo la habría contravenido pero habría sido injusto con las familias de otros ciudadanos que son retenidos en otras partes del mundo.

“La noción de que empezaríamos ahora (a pagar), de esta visible manera, y anunciarlo al mundo, mirando a las familias de otros rehénes y decirles que no pagamos rescate, desafía la lógica. No lo vamos a hacer ahora ni en el futuro”, indicó.