Obama, Bush y Clinton inauguran Museo Afroamericano en EUA

Por José López Zamorano. Corresponsal

Washington, 24 Sep (Notimex).- Con la presencia del presidente estadunidense Barack Obama y de sus antecesores George W. Bush y William Clinton, así como de líderes negros, fue abierto hoy al público el Museo Nacional de la Historia y la Cultura Afroamericana.

El museo, un imponente edificio de cinco pisos situado a un costado del Obelisco a Washington, en la Explanada Nacional que conecta a la Casa Blanca con el Capitolio, fue construido en un sitio que fue mercado de esclavos negros en 1830.

“Como estadunidenses, contamos justamente las historias de los gigantes que construyeron este país, que condujeron los ejércitos en las batallas, que libraron los debates germinales en los salones del Congreso y los corredores del poder”, dijo Obama en la inauguración.

“Pero con frecuencia, ignoramos u olvidamos las historias de millones de otros, que construyeron esta nación con una elocuencia humilde, cuyas manos callosas, cuyo empuje, ayudaron a crear ciudades, erigir industrias y construir los arsenales de la democracia”, remató.

A la ceremonia, celebrada en una soleada mañana de finales del verano de Washington, acudieron cientos de personas, incluidas muchas familias afroamericanas y celebridades negras, como el luchador de los derechos civiles John Lewis.

Ruth Bonner, una mujer de 99 años de edad, cuyo padre fue esclavo de nacimiento en el estado de Misisipi, tuvo un lugar central en la ceremonia, como ejemplo de los cambios que han tenido las relaciones raciales en los últimos 100 años.

El padre de Bonner, Elijah Odom, vivió la era de la llamada “reconstrucción”, y sobrevivió a las llamadas leyes Jim Crow, que consagraron la segregación racial hasta 1965.

Con esfuerzos, se graduó como médico y logró sacar a su familia de la pobreza.

El presidente estadunidense acompañó a la nonagenaria a repicar la campaña de la Primera Iglesia Bautista de Virginia, uno de los templos más antiguos de Estados Unidos para la comunidad negra.

Aunque el museo fue autorizado en 2003 por el entonces presidente George W. Bush, su concreción fue posible sólo después de 13 años de permisos, construcción y museografía.

En su discurso, Bush calificó al museo como “tesoro nacional”, y sostuvo que es una obligación de todos los estadunidenses visitarlo.

“Es fabuloso”, dijo, y subrayó que “una gran nación no esconde su historia, expone sus fallas y las corrige”.

También asistieron personalidades afroamericanas como el exjefe del Estado Mayor conjunto, general Colin Powell, y el magistrado presidente de la Suprema Corte de Justicia, John Roberts.

Aunque estuvo presente en la ceremonia como invitado, el expresidente Clinton no pronunció discurso alguno.

Clinton es uno de los políticos blancos estadunidenses más populares entre la comunidad afroamericana del país.

También podría gustarte