Novela negra mediterránea involucionó varios años atrás: Márkaris

Oviedo, 14 Jul (Notimex).- Para el escritor griego Petros Márkaris la novela negra mediterránea hizo una involución y se fue varios años atrás , hacia el tipo de novela social de los siglos XIX y XX.

Márkaris se reunió con lectores que admiran su obra en una biblioteca en el Campo San Francisco de Oviedo, luego de que tras 29 años de existencia, la Semana Negra de Gijón salió a otras ciudades con el fin de establecer proyectos conjuntos para siguientes ediciones.

“Si recuerdan las grandes novelas del siglo XIX o XX, empiezan con un caso de misterio, criminal, policíaco, para llegar a analizar una situación social, política o económica”, reflexionó.

Puso como ejemplo “Los miserable”, “Nuestra señora de París”, “Los hermanos Karamazov”, entre otras, las cuales tomaron como foco o punto de partida un hecho criminal, y esto les sirve para describir, analizar una situación social.

“Es lo que está haciendo la novela negra mediterránea”, sostuvo para agregar que otro elemento en el que coincide la novela negra mediterránea es en la descripción de las ciudades y la importancia que le dan a la cocina.

Al recordar que su detective, Kostas Jaritos disfruta de los tomates rellenos, anotó que “en las novelas escandinavas sólo comen sandwich y beben cerveza”.

“Es cierto, que la emancipación de las mujeres se dio más intensamente en el centro y norte de España, por lo que las mujeres salieron a trabajar y anularon la cocina, lo cual fue muy bueno para ellas, pero muy malo para la cocina”, agregó.

Márkaris, quien estuvo firmando libros en varios momentos, desde su visita al Ayuntamiento de Oviedo hasta con sus seguidores de esta ciudad, se refirió a la maldad a lo largo de la historia.

“Los malos no son siempre los mismos en cada período de la humanidad; los malos de hoy no son los mismos que los de principios del siglo XX, y de hecho, la calidad del malo depende de los caminos de intervención y de acción que permite la sociedad en cada momento”, aseveró.

Citó que en la novela clásica inglesa de los siglos XIX y XX, hubo muchos asesinos cuya causa fundamental fueron los celos, y hoy ningún autor se ocupa de los celos.

“También había muchos asesinatos en los que la causa era la herencia, y ahora ningún autor se ocupa de semejante cosa”, prosiguió.

Sin embargo, “pocos asesinos de antes tienen motivos económicos y hoy uno de los motivos fundamentales del crimen es el económico, la culpa es de las finanzas. La época cambia, la vida cambia, la sociedad cambia y los malos cambian”, recalcó.

Para el escritor griego, famoso por escribir novelas de género negro enmarcadas en la crisis económica de su país, “la novela policíaca, la novela negra es lo más deliciosos del mundo, porque el mal siempre queda castigado, al final”.

Márkaris, autor de novelas como “Suicidio perfecto” y “Con el agua al cuello”, fue recibido en el Ayuntamiento de Oviedo, junto con representantes de la organización de la Semana Negra de Gijón, escritores y periodistas.

También podría gustarte