Niños indígenas de Chihuahua exhibirán juegos autóctonos en Nayarit

Por Laura Navarro Palacios

Chihuahua, 18 Jul (Notimex).- Con la participación de 25 niños indígenas hablantes de su legua, la delegación Chihuahua enriquecerá el XIX Encuentro Nacional de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales, que se llevará a cabo en Nayarit del 21 al 24 de julio.

Son 13 niños y 12 niñas de escuelas de Educación Indígena a quienes sus padres les han enseñado los juegos ancestrales de sus pueblos y su cultura, mismos que practican todavía en sus comunidades, dijo en entrevista telefónica el coordinador de Educación Física del Departamento de Educación Indígena de Servicios Educativos del Estado de Chihuahua, Ricardo Chavarría Cardona.

Expuso que “para nosotros es muy importante que niños indígenas representen al estado en este encuentro para el rescate y la preservación de las tradiciones y cultura del estado”.

Recordó que en Chihuahua hay todavía cuatro etnias, como los tarahumaras, que es la de mayor población, además de tepehuanos, guarijios y pimas.

Señaló que los niños indígenas presentarán juegos como el del Chilillo, el 4 de Teja, el de las carreras de Bola, y de Arihueta, la Lucha Tarahumara, el Nakiburi y el Palillo, entre otros.

Chavarría Cardona señaló que el de la Carrera de Bola, que juegan los varones, es una manifestación ancestral muy representativa de los Tarahumaras, se aprende en el seno familiar de generación en generación.

Para su ejecución, compiten dos equipos, cada uno con su bola hecha de madera, la cual los jugadores deben llevar hasta la meta cuando corren y la dirigen con un impulso de los pie lanzándola por el aire. El grupo ganador es el que cruza la bola en la meta señalada.

Al respecto, la Federación Mexicana de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales, A.C., señaló que “algunas carreras en la Sierra duran hasta dos días con sus noches, por supuesto la velocidad de los corredores es menor que en las carreras que duran de 5 a 20 horas”.

Apuntó que “se realizan apuestas de uno a uno es decir, si un corredor apuesta un peso, el contrario tiene que apostar lo mismo. Se apuestan muchas cosas: hilo, lana, manta, dinero, espejos y hasta animales; llevan un palo en donde amarran las apuestas”.

Agregó que el número de corredores puede ser uno a uno o por equipo de hasta 20, generalmente son de 3 a 6; se permite lanzar la bola sin detenerse; en algunas partes no se permite tocarla con la mano aunque haya caído en un lugar poco accesible, en tal caso para sacarla se utiliza una rama o palo.

Por su parte, Chavarría Cardona apuntó que la Carrera de Arihueta, es ejecutada por las niñas, donde cada una debe traer su vara o bastón y dos aros por equipo, uno lo van lanzando y el otro va como reserva.

La carrera inicia al lanzar el aro, todas corren tras éste y lo vuelve a lanzar la corredora que llega primero a donde cayó y así sucesivamente hasta alcanzar la meta, puede ser todo el equipo o una sola persona.

De la Lucha Tarahumara comentó que es sobre el bien y el mal, se juega entre hombres, mujeres o parejas mixtas, quienes se toman de la cintura o una faja que portan para levantar y derribar al contrincante de espalda al suelo o hacia un lado; gana el que tenga más fuerza tras vencer al adversario en dos de tres caídas.

El Nakiburi se practica con dos varas y una mancuerna, en tanto que para el del Palillo se utiliza una pelota y dos palos de madera en forma de cuchara grande, para lanzar la bola y el 4 de Teja es muy similar al tradicional juego de las “guachas” o monedas que se lanzan hacia un pequeño hoyo de tierra.

El Chilillo es un juego de destreza para el que se necesita un tablero de madera, un dado y 24 canicas de cuatro colores, mismas que se distribuirán entre cuatro participantes; luego de sortear quién tirará primero y colocar las piezas en línea diagonal, los demás deberán seguir un turno a la derecha.

Podrán mover la canica que les convenga sólo cuando salga un número uno o un seis en el dado, para hacer un recorrido en la línea derecha a su diagonal, avanzando hacia la izquierda como marca el diagrama en el tablero. Ganará el juego él que logre colocar primero sus seis piezas en la línea inmediata a la derecha de donde inicio.

Chavarría Cardona destacó que la delegación de Chihuahua viajará con sus trajes tradicionales de la Baja y la Alta Tarahumara, debido a que en esta ocasión los niños participantes son de la Baja Tarahumara y las niñas de la Alta Tarahumara.

Agregó que ellos tuvieron que pasar por una selección. El proceso fue primero en escuelas, luego en zonas, después en jefaturas y por último en el Encuentro Estatal de Juegos Tradicionales y Autóctonos, el cual se llevó a cabo el pasado 6 de junio en el estado y del cual salieron quienes representarán a Chihuahua en Nayarit.

Destacó que, además llevarán una danza autóctona preparada para su participación en dicho encuentro a realizarse partir del próximo 21 y que culminan el 24 de julio, a donde los niños viajarán con sus trajes tradicionales, con indumentaria de la taraumara, de la baja y la alta tarahumara.

El profesor de educación física, enfatizó el apoyo de la Secretaría de Educación, del Departamento de Educación Indígena de los Servicios Educativos estatales, en coordinación con la Asociación Estatal de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales.

Así como del Subsistema de Educación Indígena, que trabajan en el rescate de los deportes autóctonos y juegos tradicionales en Chihuahua.

Refirió que esta última dependencia tiene más de 20 mil niños en sus primarias, de donde han salido niños participantes para estas justas.

Agregó que los niños pertenecen al Sistema de Educación Indígena, que trabaja en el rescate de sus tradiciones ancestrales, y adelantó que en esta ocasión además llevarán una danza autóctona de la entidad.

Nayarit será sede del XIX Encuentro Nacional de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales, que este año espera más de 400 participantes de 23 estados.

También podría gustarte