Niños son enseñados a cuidar su salud jugando.

Los menores recibirán atención constante para cuidar su salud.

Niños que cuentan con Seguro Social serán parte de una estrategia del programa PrevenIMSS con el objetivo de brindar una mejor atención y servicio a todos los grupos de edad de la derechohabiencia, el programa se denomina ChiquitIMSS.

La coordinadora delegacional de Trabajo Social, Laura Olivia Valencia Taboada, señaló que este programa es una estrategia educativa enfocada a niños de tres a seis años de edad además de incluir a padres de familia, que pretende abordar los componentes básicos que integran el Programa de Salud mediante dinámicas participativas en donde aprenden a cuidar su salud, a través del juego.

“El objetivo principal es fomentar el autocuidado de la salud, desde la higiene personal, bucal, nutrición, prevención de adicciones, activación física, prevención de la violencia familiar, llevar un buen control de prevención de enfermedades a través de la vacunación, así como el apoyo en casos de desnutrición, sobrepeso y obesidad“, precisó la funcionaria.

“Esta estrategia permite que el niño o niña esté capacitado desde la guardería o en cuanto acuda a su Unidad de Medicina Familiar para que lleve un estilo de vida saludable, al reconocer los alimentos más sanos y los beneficios del ejercicio físico”, indicó Valencia Taboada.

El área de Trabajo Social coordina las acciones para que a través del juego cada uno de ellos aprenda los principios básicos y desarrolle las habilidades necesarias para cuidar su integridad.

Indicó que las dinámicas de ChiquitIMSS son también para padres que buscan promover en su familia el buen desarrollo físico mental de sus hijos, ya que se capacitan para adoptar hábitos alimenticios saludables para prevenir la desnutrición, sobrepeso u obesidad.

La finalidad es contribuir con el cambio a una cultura de salud desde la infancia, a partir también del seno familiar, ya que las enfermedades crónico degenerativas van en aumento, como la diabetes mellitus, la cual implica un gasto para el IMSS de más de 50 millones de pesos al día al nivel nacional.