Niñas austriacas que se unieron al Estado Islámico se arrepienten

0
Sabina Selimovic y Samra Kesinovic

Hijas de refugiados bosnios musulmanes, Sabina Selimovic y Samra Kesinovic se convirtieron en noticia en abril pasado tras decidir unirse al Estado Islámico. Las dos niñas optaron por abandonar Viena e instalarse en Siria, para incorporarse a los yihadistas en Medio Oriente.

“No nos busquen. Servimos a Dios y moriremos por Él”.

Sin embargo, su vocación yihadista parece haber alcanzado un pronto final. Informes de la prensa internacional señalan que las dos jóvenes habrían confesado a sus familias haber cometido un “terrible error” al ingresar a las tropas yihadistas que dominan la región de Raqqa, en el norte de Siria. Todo apunta a que Sabina y Samra fueron obligadas a contraer matrimonio con combatientes chechenos también admitidos en el Estado Islámico, y habrían quedado embarazadas.

Lo más difícil para ambas jóvenes es que, aun logrando escapar por sus propios medios, regresar a Austria no parece una opción viable.

El vocero del Ministerio del interior de Austria, Karl-Heinz Grundbock, indicó que la manera en el que las niñas dejaron el país dificulta su regreso.

“Hay problemas para las personas que vuelven a Austria. Si uno abandona el país de esa manera, regresar es poco posible”.

El funcionario aclaró que, aunque no hay ninguna ley que impida el viaje de las jóvenes, ellas no recibirán ayuda para concretar su regreso y podrían ser arrestadas si ingresan a Austria.

También podría gustarte