NI MÁS NI MENOS: PARIDAD MAGISTRADA MARÍA DEL CARMEN ALANIS PROPONE

Santiago de Chile, 29 de junio de 2016

NI MÁS NI MENOS: PARIDAD MAGISTRADA MARÍA DEL CARMEN ALANIS PROPONE LOS “CINCO PARA LA PARIDAD”

•¿Democracia sin mujeres? NO, ni más ni menos: PARIDAD, afirma la Magistrada María del Carmen Alanis Figueroa

•No puede hablarse de Estado democrático de Derecho sin la participación efectiva y real de las mujeres, concluye

Los días 29 y 30 de junio tiene lugar el Seminario Internacional sobre Democracia, Igualdad de Género y Constitución. Hacia un proceso constituyente responsable con la igualdad de género en el contexto del desarrollo sostenible, organizado por el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género del Gobierno de Chile, así como por ONU-Mujeres en Santiago de Chile.

La finalidad del Seminario es intercambiar experiencias y lecciones en materia de procesos constituyentes responsables con la igualdad género. En este sentido, se exploran ejemplos internacionales de constituciones sensibles al género a partir de la experiencia de actores políticos, organizaciones de la sociedad civil y academia de todo el mundo.

El día de hoy tuvo lugar el Panel titulado “Experiencias nacionales en reformas constitucionales con perspectiva de género, una mirada desde el contenido hasta la implementación”, en donde, concretamente se habló de la experiencia de Colombia, México y Ruanda. Para ello, se contó con la participación del honorable senador Tito Rutaremara, de la magistrada auxiliar de la Corte Constitucional de Colombia, Mónica Arango, así como de la magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, María del Carmen Alanís Figueroa. La mesa fue moderada por María Inés Salamanca, de ONU-Mujeres Chile.

La magistrada Alanis Figueroa inició señalando que las mujeres no podemos desperdiciar ninguna oportunidad para llevar nuestros derechos a la Constitución. Para ello, debemos estar unidas, sin filias ni fobias, mezclando todos los colores y tintes, como las pinturas del Museo de Artes Visuales en donde tuvo sede el evento. La finalidad: abanderar la igualdad sustantiva.

Posteriormente, la Magistrada hizo un llamado contundente a los países de la región para que incluyan la paridad dentro de sus legislaciones y para que se aseguren de que existan recursos efectivos para impugnar los casos en que ésta no es cumplida y, así, asegurar la reparación a las víctimas.

Frente a la necesidad de terminar con la sub-representación de las mujeres, sin las cuales no puede hablarse de democracia, así como de establecer mayores y mejores medidas para garantizar la paridad no sólo en la postulación de candidaturas, sino en la integración final de los órganos de deliberación y toma de decisiones, la Magistrada propuso los “cinco para la paridad”, consistentes en:

1. Conceptualización. La paridad debe reconocerse en las constituciones o legislaciones electorales de todos los países.

2. Alcance. La paridad es para órganos legislativos, ejecutivos, judiciales, autónomos y los propios partidos políticos, incluyendo los organismos privados como las empresas y los internacionales. Ello, en todos los ámbitos: federal, local y municipal.

3. Vertientes. La paridad debe contemplarse a nivel horizontal y vertical. Ambos, aplicables a listas cerradas y abiertas, a cargos uninominales y/o plurinominales.

4. Capacitación y sensibilización. Deben erradicarse los estereotipos discriminadores sobre las mujeres en los cargos de toma de decisiones. Los medios de comunicación son fundamentales al igual que el uso de las tecnologías de la información. Además, debe utilizarse correctamente el presupuesto dado a los partidos para el empoderamiento de las mujeres.

5. Atención de la violencia contra las mujeres. De nada sirve la paridad si no garantizamos las condiciones para que las mujeres puedan acceder y mantenerse en sus cargos de forma segura, sin violencia y sin discriminación.

Insistió en que los Estados realmente comprometidos con la igualdad no pueden llamarse a sí mismos democráticos si no han reconocido la paridad en sus constituciones y no cuentan con las medidas para instrumentarla.

También podría gustarte