Negociador de FARC pide perdón por masacre en poblado de Bojayá

Bogotá, 29 Sep (Notimex).- El jefe negociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Iván Márquez, pidió hoy perdón por la masacre de más de 120 personas en 2002, cuando los rebeldes lanzaron un cilindro bomba a la iglesia de Bojayá, cerca de Panamá.

Márquez entregó en dicho poblado una escultura del Cristo Negro de Bojayá, construido por el maestro cubano Enrique Angulo. “Lo hacemos para rendir el más sentido homenaje, más que merecido, a un pueblo sufrido y emprendedor”, declaró.

“Es necesario mantener siempre presentes a las personas queridas que nos quitó la guerra. Ellos y ellas deben estar latentes en cada rincón de la memoria; en cada momento y lugar del porvenir deberán estar los recuerdos de sus voces y sonrisas, de sus hazañas y cuentos”, agregó el jefe rebelde.

“Nuevamente perdón infinitamente Bojayá, y que tus palabras de fe en la Colombia nueva que debe nacer de este momento de culminación de una guerra que jamás debió ser, sanen las heridas del alma que son las más profundas”, expresó.

También podría gustarte