Necesaria la integración entre industria y academia en robótica

México, 6 Jul (Notimex).- En un futuro no muy lejano, los androides formarán parte de la vida cotidiana, y se estima que para 2018 se venderán unos 35 millones de autómatas (robots limpiadores, cargadores, de entretenimiento y asistencia de ancianos, entre otros).

Juan Humberto Sossa Azuela, jefe del Laboratorio de Robótica y Mecatrónica del Centro de Investigación en Computación (CIC) del IPN), señaló lo anterior y estimó que las ventas de esos androides ascenderán a 12 billones de dólares para los utilizados en el hogar y 7.6 billones para los de pasatiempo.

En este sentido, señaló en un comunicado del Instituto Politécnico Nacional (IPN), pese a que México ha logrado avances en robótica, se requiere mayor integración de la academia y la industria para no depender tecnológicamente del exterior.

Aseguró que los ingenieros mexicanos tienen potencial para construir sus propios artefactos, pero se requieren mayores recursos en el ámbito de la investigación.

“Estamos en pañales en la cooperación con la industria para desarrollar robots; sí hay algunos esfuerzos, pero falta mucho trabajo por hacer”, planteó.

Ante esta situación, Sossa Azuela consideró indispensable la instalación de centros de investigación para que se construyan robots con tecnología propia en áreas estratégicas en el territorio nacional, los cuales coadyuvarán a resolver las necesidades de la sociedad.

El investigador manifestó que se necesitan mayores incentivos fiscales para que la iniciativa privada invierta en más investigación y haya una mayor cooperación con la academia para promover la construcción de artefactos mexicanos y disminuir la importación.

Expuso que la robótica de servicio y la espacial son dos áreas de oportunidad para el país que coadyuvan a impulsar el desarrollo que redundará en una mejor calidad de vida para los mexicanos.

Por último, el investigador informó que en la actualidad el CIC desarrolla un prototipo de robot con celdas solares y con capacidad de navegar en forma autónoma para manipular objetos y funcionar en condiciones similares a las del planeta Marte.

También podría gustarte