La música ranchera no está en agonía, pero sí en crisis:Pável Granados

* Urge la impartición de clases del género y la promoción de concursos, señaló el especialista en música

Por Claudia Pacheco Ocampo

México, 28 Sep (Notimex).- La música ranchera no está en agonía, pero sí en crisis y es alarmante la ausencia de su categoría en la próxima entrega del Grammy Latino, que organiza la Academia Latina de la Grabación, afirmó Pável Granados.

“El Grammy es tan sólo un triste reflejo de lo que sucede socialmente en México, es el reflejo del desinterés de los medios de comunicación y de la promoción por parte de las autoridades gubernamentales”, expresó el coordinador del Catálogo de Música Popular de la Fonoteca Nacional.

Que el segmento haya quedado desierto, añadió, “es la consecuencia de algo a lo que durante mucho tiempo no se le ha brindado apoyo”.

A Granados le gustaría pensar que esta situación sólo ocurrirá en la próxima entrega de premios y no será algo definitivo; sin embargo, le preocupa que fuera de Vicente Fernández, Alejandro Fernández, Pablo Montero, Pepe Aguilar, Pedro Fernández o Aída Cuevas, no existan más intérpretes reconocidos que puedan figurar en las listas.

“No es que al público le desinterese la música mexicana, más bien, no hay apoyo para difundirla; falta creatividad en la industria musical o quizá, a los productores les falta sentir confianza por los nuevos cantantes”.

Señaló que los artistas citados son parte de una alineación vieja y a los que les urge sucesores o relevos.

“Porque no conozco ni veo a nadie que se esté moviendo. En el caso de Aída Cuevas, prácticamente, toda ella es una industria, pues ha logrado alcanzar una buena promoción, pero a otras jóvenes que buscan destacar, les hace falta infraestructura”.

Es ahí, subrayó, en donde los intérpretes de fama internacional deberían intervenir y enfocarse en descubrir a los nuevos talentos y apoyar su desarrollo.

“Tienen que aceptar que tarde o temprano tendrán sucesores, no hay de otra”, indicó el experto en música mexicana y escritor de libros como “Mi novia, la tristeza” en homenaje a Agustín Lara y “Lanzando un sueño: retrato íntimo de Joan Sebastian”, entre otros.

Urgió que incluso, el gobierno federal debería promover concursos de música ranchera y buscar la impartición de clases sobre el género para que más jóvenes se preparen.

“El mariachi es un patrimonio intangible, pero no se mantiene solo, no es una cuestión de museo, hay que procurarlo y tomar acciones para que se mantenga vivo. Se le debe valorar así como ocurre al interior de México o en otros países”.

Pável Granados recordó cuando hace poco viajó a Colombia y se topó con un taxista que le confesó que tenía en catálogo las 2 mil 800 canciones que grabó Antonio Aguilar. Incluso, conoció a mariachis que se jactan de ser mejores intérpretes que los mexicanos.

“En Sudamérica y en México sí hay público para escuchar la música ranchera. Por eso, también hay que llamarle la atención a los productores a fin de que se quiten un poco de su mezquindad y se interesen por lo que a la gente le gusta. No todo es banda ni música pop, también hay inquietud por la música mexicana”, concluyó.

También podría gustarte