La música mexicana está en el ADN de los habitantes del sur chileno

Por Julio Wright. Enviado

Chillán (Chile), 23 Sep (Notimex).- La música mexicana se encuentra en el ADN del sur chileno, lo que quedó demostrado una vez más con la realización del Noveno Festival de la Canción Ranchera que organizó la Escuela México de esta ciudad.

Sólo basta realizar un rápido recorrido por el dial de radioemisoras de esta ciudad, distante 417 kilómetros al sur de Santiago, para comprobar que rancheras y corridos juegan de local en la Región del Biobío, con programas de muy variado estilo e incluso religiosos que usan la música mexicana para evangelizar a sus oyentes.

Este viernes por la mañana, al menos seis emisoras estaban tocando música mexicana, en particular canciones interpretadas por Vicente Fernández, Los Tigres del Norte y Pedro Fernández, además de grupos locales como Los Llaneros de la Frontera.

Los oyentes, desde sus casas y lugares de trabajo, suelen llamar a las radioemisoras para programar sus temas favoritos, la mayoría de ellos interpretados por mexicanos, aunque también destacan los grupos locales, que incluso gozan de un reconocimiento nacional.

Bajo ese escenario, era muy esperable que el Teatro Municipal de Chillán, recientemente inaugurado, estuviera anoche repleto de chillanejos ansiosos de escuchar a los competidores de esta versión del tradicional festival que organiza la Escuela México, dirigida por la profesora Hilda Palma.

El palco principal y las dos plateas se llenaron con rapidez para observar un espectáculo donde las rancheras y los corridos fueron los protagonistas de una velada marcada por las banderas de México y Chile que, sobre el escenario, testimoniaron la “amistad perpetua” entre ambas naciones.

El embajador de México en Chile, Rubén Beltrán Guerrero, y el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, encabezaron la actividad cultural, la cual va camino a convertirse en una tradición en esta ciudad del sur chileno.

Beltrán Guerrero, que realizó el Grito de Independencia al inicio del Festival, dijo a Notimex que “la relación de México con Chillán es una relación de casi 70 años, es una relación (…) histórica, donde se mezcló la solidaridad de México y la amistad de Chile”.

Dio cuenta de la “influencia de la música mexicana en su más amplio sentido. Venir acá es un momento muy emocionante porque llego a una ciudad donde hay un profundo cariño hacia México, donde la música mexicana se puede decir es de culto”.

“Es difícil encontrar en cualquier otro lado un marco más simbólico y cargado de emoción para que el embajador pueda dar el Grito de Independencia, es francamente muy importante para mí”, recalcó el diplomático mexicano.

El Grito de Independencia contó con la participación de seis alumnos de la Escuela México que portaron la bandera mexicano durante la ceremonia, la cual fue acompañada por varios ciudadanos del país del norte que viven en esta zona de Chile.

El chillanejo Osvaldo Videla dijo a Notimex que “a la música mexicana la llevo en mi corazón desde que era un niño, canto música mexicana, rancheras del estilo Vicente Fernández. La música mexicana la llevo muy dentro de mí, tanto como el folclore chileno”.

El niño Joaquín Caro, quien ganó el año pasado el Festival de la Canción Ranchera, comentó por su parte que “la música mexicana es hermosa, es cultura, es un tipo de música que me encanta y es muy hermosa”.

La chillaneja Mercedes Vidal indicó en tanto que “la música mexicana está en mi corazón. Desde niña que escuchamos en la casa los corridos, las rancheras, y ya uno las tiene dentro, como si fueran chilenas”.

El festival fue ganado en la categoría niños por Martín Osorio, mientras que en la segunda categoría se impuso Zulema Mesa y en adultos obtuvo el triunfo Rodrigo Gutiérrez, quien ganó un viaje a México.

De esta forma, el festival ranchero de Chillán se convirtió en una muestra más del intenso vínculo que existe entre Chile y México, pueblos que están separados por miles de kilómetros, pero unidos desde hace varias décadas por la cultura.

También podría gustarte