Música española de hoy también celebra a Cervantes en Guanajuato

* El grupo Dorian interpretó un recuento de su carrera con instrumentos innovadores

Por Juan Carlos Castellanos C., Enviado

México, 4 Oct (Notimex).- El grupo español Dorian debutó en el Festival Internacional Cervantino (FIC) y la experiencia le resultó inolvidable. Con su música catalana de hoy, evocó a Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616), de quien se cumplen 400 años de su desaparición física, efeméride que no pasó inadvertida.

Aunque la lluvia no cesó a lo largo de su concierto en la Alhóndiga de Granaditas, ayer por la noche, y el público que asistió fue más bien escaso, la agrupación no se amilanó y con loas a México, a Guanajuato y al FIC, sacó adelante el compromiso, con lo que dejó a la muchachada contenta, si bien no encantada o satisfecha al ciento por ciento.

Un intro, seguido de “Los amigos que perdí”, “Armas para volar”, “Verte amanecer” y “Soda stereo” fueron los temas con lo que el grupo integrado por Belly Hernández (voz, piano y arreglos), Bart Sánz (bajo), Lisandro Montes (sintetizadores, guitarras, arreglos y voces) y Víctor López (batería y percusiones), revisitó su historial.

Dorian es una agrupación catalana de la escena independiente con proyección en América Latina. De acuerdo con sus integrantes, el camino no ha sido fácil, pero aseguran haber llegado a los grandes escenarios como el del FIC gracias a la pasión y perseverancia, pues en sus inicios no contaron con apoyos ni mecenazgos.

“El tambor”, “Más problemas”, “Corta el aire” y “Domingo perfecto”, temas con los que ha ganado cierta popularidad en países latinoamericanos, siguieron el curso del concierto.

En tanto, el público crecía y decrecía, entraba y salía de la explanada, se apostaba sobre la calle para ver al grupo, al rato se quitaba, y venían otros curiosos.

Durante una década, Dorian abrió espacios hasta llamar la atención con producciones como “La ciudad subterránea” (2009), disco que contó con las colaboraciones de León Larregui, del grupo mexicano Zoé, y Denise Gutiérrez (“Lo Blondo”), de la banda “Hello Seahorse!”. Es una banda joven que parece con experiencia de vieja.

Su propuesta ha pasado por diversas facetas: pop, new wave, música contemporánea e inclusivo acústico. Su disco “La velocidad del vacío”, grabado en México, da muestra de su paleta sonora. Su más reciente grabación, “Diez años y un día”, es una rica propuesta celebratoria que la víspera fue obsequiada al público cervantino.

Con computadoras y sintetizadores dieron paso a instrumentos que nunca antes habían utilizado, como clavicordio, baterías poco ortodoxas y una tarola con trozos de metal. Así, los temas “Arrecife”, “Paraísos artificiales”, “Arde sobre mojado” y “Cualquier otra parte”, tienen un sonido que por algo gustó a la audiencia guanajuatense.

A manera de agradecido bis, Dorian llevó listos los temas “Tristeza”, “La mañana herida” y “La tormenta de arena”, con lo que dio por terminado el periplo que mostró a sus fans y a quienes apenas lo conoció. Por último, firmaron discos. La lluvia, casi imperceptible, acompañó al puñado de jóvenes hasta la salida del espacio. Dorian, feliz, anotó en su diario esta fecha.

También podría gustarte