Museo de El Carmen exhibe obras del pintor Cristóbal de Villalpando

México, 19 Jul (Notimex).- El Museo de El Carmen reúne por primera vez las ocho pinturas del siglo XVII del pintor Cristóbal de Villalpando (1649-1714), que forman parte de su colección de arte sacro novohispano.

También presenta una talla de la Virgen del Carmen que recibió en préstamo por parte de la orden de los Carmelitas del Templo y el Convento de San Joaquín de Tacuba, en la Ciudad de México, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La exposición se suma a las actividades con las que el recinto participa en la 159 Feria de las Flores, tradición heredada por los carmelitas descalzos desde 1617, la cual desde 1856 se organiza en el barrio de San Ángel, en el marco de la celebración dedicada a la Virgen del Carmen.

El director del museo, Alfredo Marín Gutiérrez, mencionó que entre las obras del pintor destacan cinco lienzos en los que Villalpando exalta los valores de la penitencia de los dos místicos carmelitas más representativos: san Juan de la Cruz y santa Teresa de Ávila, además de recrear tres pasajes de la Pasión de Cristo.

Dentro de la exposición se encuentran también obras que aluden al tema de la pasión de Cristo como: “Oración del Huerto”, en la que el artista recreó el pasaje bíblico narrado en los evangelios de san Mateo, san Marcos y san Lucas, en la cual refleja la angustia en el rostro de Jesús y el papel protagónico que concede al ángel que apareció para consolarlo.

Otra de las obras, “Cristo atado a la columna”, alude al momento en que Jesucristo es azotado por órdenes de Poncio Pilato, y “Rey de burlas” que representa a Jesús cubierto con un manto rojo y al que le colocan una corona de espinas y una caña en la mano derecha a manera de cetro.

La muestra, que estará abierta hasta el próximo 31 de julio, exhibe además la obra “Los Desposorios de la Virgen María con San José” en el cual María viste con finas telas de seda que llevan bordadas perlas y piedras preciosas con hilos de oro, en la cabeza porta un discreto tocado de joyas y plumas.

Mientras que la obra “La Purificación de Santa Ana” también conocida como “La presentación de la Virgen en el templo”, muestra a un sacerdote judío con la mirada hacia el cielo y en actitud de oración para presentar la niña a Jehová, la pequeña María voltea hacia su madre santa Ana, envuelta en un manto blanco sobre una tela rosada de la que sale una aureola.

La obra “El Retrato de San José con el Niño” representa al padre terrenal de Cristo con su hijo en brazos, mientras este lo mira con dulzura.

Cristóbal de Villalpando fue nombrado veedor del gremio de pintores y escultores en 1686, tarea que consistió en hacer los exámenes a los artistas y en vigilar la calidad de sus obras. Las primeras obras en las que el pintor estampó su firma datan de 1675 y son las que integran el retablo del Templo de San Martín de Tours en Huaquechula, Puebla.

Se inició en el oficio como muchos otros de su época, copiando grabados de autores europeos que llegaban a América, en su obra se aprecia la influencia del también pintor Pedro Pablo Rubens (1577-1640), especialmente en el manejo de las sombras y el color.

Por otra parte, hoy fueron entregados los premios a los ganadores del concurso de pintura convocado por el Patronato de la Feria de las Flores, cuyos trabajos se presentan en la sala de exposiciones del Museo de El Carmen, actividad realizada en el marco de la festividad de la Virgen del Carmen.

Acorde con la celebración, el museo exhibe la muestra fotográfica “Los afanes de la memoria”, que ofrece una apreciación de lo que fue este antiguo pueblo desde finales del siglo XIX, hasta que fue incorporado a la Ciudad de México como uno de los barrios más significativos, a mediados del siglo XX.

También podría gustarte