Museo Archivo de la Fotografía celebra una década con dos colectivas

México, 21 Jul (Notimex).- Con la inauguración de las exposiciones “Rasgos Comunes”, de la artista de la lente Loreto Villarreal y de la colección de libros de fotografía “Luz Portátil”, esta noche el Museo Archivo de la Fotografía celebrará una década de existencia.

Al ofrecer un recorrido por su muestra, Villarreal explicó que su idea es plasmar rostros de niños y niñas para “cuestionarnos qué estamos aportando el día de hoy a nuestra sociedad”.

La idea es que cada persona interprete a su manera las 16 imágenes en blanco y negro que conforman la exposición que ofrece una mirada y una expresión atípica, abundó la autora.

“Las fotografías fueron tomadas de 2009 a 2016 y podemos ver cómo ha ido evolucionando la técnica a la par de la tecnología, con el paso de los años las imágenes se ven más reales, sin perder el objetivo que es la mirada”, afirmó.

Destacó que la mirada de los personajes, en este caso, los infantes, es la fuerza, no se trata solo de una fotografía seria, sino es ir más allá de la expresión a través de los ojos.

La muestra “Rasgos Comunes”, que permanecerá abierta al público hasta el 23 de octubre, contiene obras como “Sin título 20”, “Sin título 41”, “Sin título 55”, “Sin título 57”, “Sin título 258”, “Sin título 393” y “Sin título 397”, entre otras.

En su oportunidad, el editor y escritor Alberto Ruy Sánchez, explicó que la colección de libros “Luz Portátil”, reúne los ensayos fotográficos de 30 artistas de la lente como Gabriel Figueroa, Ernesto Ramírez y Yolanda Andrade, así como fragmentos de escritores como Elena Poniatowska, Élmer Mendoza y Fabrizio Mejía Madrid, entre otros.

“Entre todas las artes de México, la poesía y la fotografía son las más variadas y prolíficas y las que menos difusión tienen, llevamos 28 años publicando Artes de México y hace 10 años teníamos un cuerpo de fotógrafos de gran calidad. Así que en una plática con Pedro Tzontémoc, curador y fotógrafo, decidimos hacer esta colección de fotografía”, aseguró.

Abundó que sin importar un currículum, les pidieron a los participantes que entregaran un ensayo fotográfico, “no queríamos homenaje, no queríamos retrospectiva, ni el catálogo de una exposición”.

Aclaró que deseaban que el fotógrafo tomara un reto vital, que experimentara con una realidad, para que de esto surgiera un ensayo que tuviera como fundamentos la sinceridad, la experiencia y la capacidad de contar algo.

“Sacamos una convocatoria y recibimos 40 proyectos, iniciamos con la publicación de seis gracias a una coedición con la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México e hicimos la primera exposición de ‘Luz Portátil’ para inaugurar el Museo Archivo de la Fotografía, nuestra primera casa”, recordó Ruy Sánchez.

Por lo anterior, abundó, regresar 10 años después, es una proeza porque nunca una exposición o una colección editorial de fotografía en México, ha durado tanto y ha publicado tantos libros.

Hasta el próximo 24 de octubre, el público podrá ver trabajos de fotógrafos y escritores como “Lugares prohibidos”, de Gabriel Figueroa/Alberto Ruy Sánchez; “El color del tiempo”, de Pablo Aguinaco/Rafael Vargas; “A través del cristal”, de Yolanda Andrade/Elizabeth Ferrer; “El ser y la nada”, de Pedro Tzontémoc/David Huerta e “Historias en la piel”, de Federico Gama/Élmer Mendoza, entre otros.

También podría gustarte