Mujer dice ser muy gorda para ir a prisión en Inglaterra

Mujer dice ser muy gorda para ir a prisión en Inglaterra

Una mujer en Inglaterra fue sentenciada a pasar 30 años en prisión luego de que atropellara a un hombre cuando un semáforo se encontraba en rojo.

La mujer, quien transitaba por las calles de Ashford en el país británico, golpeó fuertemente a un hombre llamado Paul Stinton, de 45 años, provocando su muerte.

Por ello se inició un proceso en su contra en el cual se le encontró culpable y se le indicó que debía cumplir con una condena de 30 años en la cárcel.

Su defensa rápidamente apeló la sentencia y asegura que Linda Jenns, la acusada, no sobreviviría a ese tiempo en prisión pues su sobrepeso sería un problema.

Es por ello que pedirán clemencia en la corte indicando que sería muy difícil que Jenns cumpla con su condena pues está demasiado pasada de peso, lo que la ha llevado a tener varios problemas personales.

¿Aceptará la corte esta apelación?