Muhammad Alí, el Rey estuvo en Cancún

Cancún, 4 Jun (Notimex).- El lunes 3 de diciembre del 2012, el mejor boxeador de toda la historia, Muhammad Alí, fue coronado en Cancún “Rey del Boxeo Mundial”.

El legendario pugilista estadounidense Muhammad Ali murió este viernes 3 de junio a la edad de 74 años en un hospital de Phoenix, Arizona.

El excampeón mundial y medallista olímpico visitó Cancún hace cuatro años y seis meses y como parte de su viaje estuvo en una reunión del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), recibió las llaves de la ciudad y hasta se dio tiempo de convivir con delfines en un acuario.

En esa ocasión, su única aparición pública fue para recibir en la ceremonia de apertura de la 50 Convención del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) una de las máximas distinciones del organismo.

La coronación del “Rey del Boxeo Mundial” de todos los tiempos, Muhammad Ali, estuvo a cargo de otro grande de los pesos Completos, Vitali Klitschko.

Ese fue el momento culminante que marcó la ceremonia oficial de inauguración del aniversario 50 de las Convenciones Anuales del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Estuvieron más de 50 campeones del mundo de algunas de las 17 categorías del CMB.

Su presencia llamó la atención pero sin duda Muhammad Alí causó la admiración de los asistentes, entre ellos representantes de los 165 países afiliados al CMB, además de promotores, patrocinadores y periodistas llegados de todos los puntos cardinales del planeta.

La coronación la encabezaron el mismo ucraniano Vitali Klistchko, tres veces campeón del mundo de los pesos Completos; Saúl “Canelo” Álvarez, campeón Superwelter; el argentino Sergio “Maravilla” Martínez, campeón Diamante y de los pesos Medios y el ex campeón mexicano, Julio César Chávez.

Asimismo estuvo el presidente del CMB, ya fallecido también, José Sulaimán Chagnón.

Fue el campeón Klitschko, quien colocó en la cabeza de Ali la corona de dos kilos de peso bañada en oro y piedras de brillantes destellos rojos, que al frente lleva la leyenda “Muhammad King‘.

En tanto, Julio César Chávez y Saúl Álvarez, colocaron la capa-bata al monarca del boxeo de todos los tiempos, bordada con miles de resplandecientes cristales austriacos de color rojo, en su mayoría y forro dorado.

Ali, de 70 años de edad y batallando con la enfermedad del Parkinson desde principios de los años 80 cuando se retiró del deporte, tuvo fuerzas para sonreir y levantar el brazo derecho como respuesta a las muestras de afecto que estaba recibiendo.

Pero hasta ahí llegó porque su condición física no da para más, siendo su esposa, Lonnie, la que se dirigió a la audiencia en nombre de su marido y cierta medida soprendiendo a todos.

En esa ocasión y en cumplimiento a lo dispuesto en la Cuadragésima Sesión Ordinaria del Cabildo de Benito Juárez, se le nombró huésped distinguido y otorgó las llaves de la ciudad al tres veces campeón mundial de boxeo: Muhammad Alí y al presidente del Consejo Mundial del Boxeo, José Sulaimán Chagnón.

De acuerdo con un comunicado que en ese momento emitió el gobierno municipal de Benito Juárez, el “Rey del Boxeo Mundial”, recibió con agrado este reconocimiento de manos de la primera autoridad municipal, ante un salón lleno de personalidades del boxeo.

También podría gustarte