Muere Mauricio Walerstein, cineasta consagrado al cine venezolano

México, 4 Jul (Notimex).- El director, guionista y productor mexicano Mauricio Walerstein, quien destacó por su aportación a la Época de Oro del cine de Venezuela y por abordar temas censurables en ese país sudamericano, falleció a los 71 años en la Ciudad de México debido al cáncer que padecía.

La muerte de Walerstein ocurrió este domingo, informaron medios de comunicación internacional, dejando un gran legado a Venezuela, donde radicó por más de 30 años, pues exploró a través de sus filmes los aspectos más íntimos de los impulsos humanos matizados por el compromiso político y el deseo sexual.

El cineasta nació el 29 de marzo de 1945 y dirigió su primera película, “Las reglas del juego”, en 1970; tres años más tarde llevó a la pantalla grande la adaptación de “Cuando quiero llorar no lloro”, de Miguel Otero Silva, la cual obtuvo gran éxito y recibió el Premio de Oro en el Festival Internacional de Cine de Moscú.

Algunos críticos consideraron que con esta cinta Mauricio inició la Edad de Oro del cine venezolano, pues además, desafiando al poder de aquella época, el cineasta hizo producciones de denuncia más que panfletarias, entre ellas figuran “La quema de Judas” (1975) y “El pez que fuma” (1977).

Otros títulos que destacan en su trayectoria son: “Crónica de un subversivo latinoamericano” (1975) y “La empresa perdona un momento de locura” (1978).

Para los años 80, Mauricio se convirtió en el primer realizador en introducir el tema de la homosexualidad con los largometrajes “La máxima felicidad” (1982) y “Macho y hembra” (1984).

Son más de una veintena de cintas las que dirigió y produjo; la última fue “Canon, fidelidad al límite” (2013), que fue nominada a los premios Ariel.

También podría gustarte