Morena va por fortalecimiento del “cuarto poder vecinal” en la ciudad

México, 12 Sep (Notimex).- Durante el próximo periodo de sesiones de la Asamblea Legislativa, la bancada de Morena mantendrá en su agenda los principios de austeridad y desarrollo urbano armónico y equilibrado, así como el reconocimiento de la consulta ciudadana.

En entrevista para Notimex, Alfonso Suárez del Real destacó que también pugnará por el reconocimiento del llamado “cuarto poder” vecinal, para hacer consultas ciudadanas en desarrollo urbanos sobre asuntos que pudieran impactar la vida de los capitalinos.

La consulta legitima y hace que la sociedad se apropie de los proyectos o los rechace cuando no están bien sustentados o no son claros, expuso el asambleísta, quien resaltó que un principio de gobernanza es reconocer al “cuarto poder” vecinal como una condición de corresponsabilidad en el desarrollo de la ciudad.

Suárez del Real señaló que otros temas en los que el grupo legislativo de Morena pondrá énfasis serán educación y distribución equitativa e incluyente del agua, lo cual se apega a lo que ha trabajado esa bancada desde el inicio de la VII Legislatura.

En este sentido reiteró que los asambleístas de Morena seguirán trabajando “a contracorriente” y asistirán a las comisiones ordinarias, pese a que no están inscritos formalmente y en las que votan bajo protesta, dando el debate en aquellos espacios donde puedan dar batalla, principalmente en el pleno de la Asamblea.

Asimismo procurarán impulsar todo lo relativo al desarrollo urbano y vivienda bajo los principios del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat), que establece la consulta como herramienta fundamental en la construcción de políticas públicas.

En ese materia subrayó que sostendrán una posición firme sobre cualquier cambio que se pretenda hacer a la Norma 26, para que retome el espíritu originario; es decir, aplicarse expresamente a todo proyecto social y popular del Estado o el Instituto de Vivienda local.

Por ello rechazarán la subrogación de los contratos a particulares para que bajo la Norma 26 se construyan viviendas para clase media y alta, en sitios donde se requiere espacios de estacionamiento, entre otra infraestructura.

“La Norma 26 tiene un espíritu surgido de los escombros del sismo del 85 y ese espíritu es el que vamos a recuperar”, subrayó Suárez del Real.