Montaje de David Olguín muestra otro lado de la belleza humana

México, 23 Jul (Notimex).- Dos personajes de circo con anhelos y objetivos, que desnudan sus tristezas y frustraciones pero también sus ganas de seguir luchando, son los protagonistas de la puesta en escena “La belleza”, que se presenta en el Teatro El Galeón, de esta capital.

El montaje escrito y dirigido por David Olguín muestra el lado humano de la protagonista, Julia Pastrana (1834-1860), una mujer mexicana que nació con síndrome de hipertricosis lanuginosa, que se caracteriza por la existencia de un exceso de vello en el cuerpo y la cara.

La historia que se desarrolla en Londres, Inglaterra, donde Julia Pastrana, interpretada por Mauricio Pimentel, busca una solución que la pueda convertir en un ser “normal”.

Julia es revisada por el doctor Charles Darwin, porque según el esposo de Julia, Theodore W. Lent (Laura Almeda), ella es el eslabón perdido, hipótesis que Darwin rechazó y que sencillamente les dice que es una mujer con mucho bello en la cara.

Julia Pastrana trata de convencer a su esposo que no es el eslabón perdido, que es una mujer que tiene sentimientos, que trabaja en un circo y que lucha a diario, ante la mirada del público que la ve como un monstruo, pero que en realidad dentro de ella hay belleza.

Sin embargo, Theodore busca sacar el mayor provecho económico que pueda, pues en cada lugar donde se presentan, el público la ovaciona, hasta que un día se queda dormido y sueña que su esposa está esperando un hijo y lo único que espera es que también tenga n mucha barba para duplicar o hasta triplicar sus ganancias.

Sus planes se vienen abajo cuando Julia muere y su bebé también, así que Theodore busca una persona para que pueda disecar a su esposa como si estuviera viva y no pierda sus ganancias.

La puesta en escena “La belleza” ofrecerá temporada en el Teatro El Galeón del Centro Cultural del Bosque, hasta el 21 de agosto, con funciones los jueves, viernes, sábados y domingos.

También podría gustarte